Jueves, 21 Noviembre 2019

Motivos

Written by
Rate this item
(0 votes)

Tal vez era demasiado inteligente y sensible para soportar la vida.

 –Pensó.

Hay que ser intérprete de las cosas y no un espectador permanente,

miró todas las líneas de la mano, en un estado de limbo

la torpeza no solo era suya, era la nuestra:

El amor, el sufrimiento, angustia y fatalidad

necesitaba fundamentalmente amar,

en su creación lo hizo;

pero fuera de él no hay salvación, un hombre muy solo

quería morir con las ideas vigentes, no admitía un mundo distante a esa doctrina,

comenzó a construir su muerte, a verla factible, a poderla definir

todos los días se moría

¡Indicio!

apareció la muerte del él y por lo tanto era más increíble todavía,

evidencia de su desaparición,

se creyó todos los fantasmas que el creo

y una noche sin fortuna - cof cof cof

con fortuna

vio a través de los sueños un mundo completamente distinto:

los muertos siempre hemos estado entre los vivos (hay gente que ya está muerta)

cagado de la risa, a un lado de la vía,

y en la carretera al mar, concibió a la niña más linda del mundo.

Una escena agobiante,

era él el encargado de despertar,

a una evolución muy personal.

Hay quedo sentado en ese asiento

en una esquina, en aquella casa vieja.

T. @davidiazzb

Read 1877 times
Augusto Diaz

Escribo por vocación, ampuloso en ocasiones, melómano e idealista. Cada vez que leemos nuestros sentidos trascienden más allá, imaginar nos hace ir más allá. Suponer posible algo, sin estar totalmente seguros, partiendo de ciertos síntomas y señales. Para el que escribe como aquel que lee, se trata de algo esencial, se trata de un acto de Fe.

Latest from Augusto Diaz

Palabras Sociales - www.palabrassociales.org