Jueves, 05 Diciembre 2019

El precio de la paz

Written by
Rate this item
(0 votes)

En vista de lo optimistas que estamos todos los colombianos en torno a este proceso de paz, me hice las siguientes preguntas: ¿Se desmovilizarán en su totalidad los frentes guerrilleros? ¿Qué harán después de dejar el negocio lucrativo del narcotráfico? ¿Cuántos empresarios estarán dispuestos a emplearlos?

La encuesta de Gallup contesta parte de estos cuestionamientos: Solamente el 40% de los empresarios estarían dispuestos a contratar a un exguerrillero. Entonces ¿cómo lograremos que ellos cambien de vida si no confiamos en ellos? Qué ironía. El 68% de estos empresarios consultados piensan que sus empresas venderían más y el 79% de ellos piensan que invertirían más si no existiera el conflicto, pero dónde esta el granito de arena de los dueños de las empresas, ¿por qué no emplear a un exguerrillero? Cierro los ojos y aplaudo lo que dice el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas: “Colombia aumentaría uno o dos puntos porcentuales del PIB si no hubiera conflicto”. En parte se contesta mi pregunta, pero ¿qué pondremos hacer a los guerrilleros que se desmovilicen y entreguen las armas? Posiblemente nada, pues los empresarios no están dispuestos a emplearlos.

Frente a las cifras de la guerra podríamos decir que el Gobierno se gasta cerca de 23 billones de pesos, es decir, 3,5% del PIB, o mejor, el 14% del presupuesto del país. El 6% de estos recursos se gasta en la lucha contra la guerrilla, en salarios al personal del Ejército se destinan 9,3 billones al año y entre $300 mil y $400 mil millones anuales corresponden a combustibles, según menciona Diana Quintero, viceministra de Defensa.

Es precisamente esto lo que más me preocupa, pues acabado el conflicto no podemos acabar de una con el Ejército, ya que no sabemos cuántos de estos hombres están dispuestos a seguir combatiendo como bandas emergentes, lo que se da por el negocio del narcotráfico. No podemos repetir lo de El Salvador: su Ejército se quedó sin fuerzas para combatir y hoy es su mayor dolor de cabeza,  me refiero al frente Farabundo Martí, que jamás se desmovilizó en el Acuerdo de Chapachultepec de enero de 1992

Según El Radar, firma consultora, al menos esta cifra tendría que mantenerse por una década, o sea, en plata blanca, 440 billones de pesos. El verdadero negocio de este cuento es la droga. ¿Será que los grupos guerrilleros estarán dispuestos  a dejar de percibir 1.500 millones de dólares al año, cifra que menciona Daniel  Mejía, director del Centro de Estudios de Seguridad y Drogas de la Universidad de los Andes?

No es por ser incrédulo, pero no creo que las FARC en su totalidad vayan a cambiar toda esa millonada por 480 mil pesos que se le dan mensualmente a los desmovilizados. Aún más grave, los empresarios no creen en el cambio de la estructura económica negociada con las FARC. Tan solo el 38% de estos empresarios están de acuerdo frente al 72% que no lo están. Así las cosas, ¿cómo incluirlos en la sociedad?

Pero lo más preocupante es saber que más de 200 mil personas hoy dependen del negocio lucrativo de las FARC, más 8 mil combatientes. Sumémosle dos o tres milicianos más por cada guerrillero. Hablamos de 24 mil guerrilleros y 120 mil familias que hoy viven de producir los cultivos ilícitos, datos mencionados por María Victoria Llorente, directora de Ideas para la Paz. ¿Qué los vamos a poner hacer?

Preocupante, ¿cierto? Las cifras de los que ya viven por cuenta de la desmovilización son de 32.000 millones de pesos anuales, súmenle 160 mil y 480 mil correspondiente a asistencia social y tecnológica, más 17 mil millones para apoyo de nuevos productos. Según el informe, se incrementaría 163 mil millones  de pesos si las Farc deciden desmovilizarse.

Estas son tan solo cifras y números, pero es a lo que nos enfrentamos como colombianos frente a la Paz. Yo estaría dispuesto a pagar más impuestos por lograr el fin del conflicto, pero es preocupante que no todos los bloques y frentes se quieran desmovilizar, el negocio de la droga no dejaría, pues es bien conocido que tienen negocios con alias Fernandinho, narco brasileño, y con el Cartel de Sinaloa en México, pero en mi próximo artículo lo hablaré bloque a bloque.

Read 1503 times
Jairo Mayorga

Estudiante de derecho de ultimo año en la Universidad Libre, amante de las causas justas apoyándolas desde el poder de los micrófonos en el programa Palabras más Palabras menos. Siempre preocupado por lo que le esta sucedió a los jóvenes pues son el futuro y el presente de nuestra nación. Amante de la buena política pues es el arte de gobernar para la construcción de una mejor nación.

Palabras Sociales - www.palabrassociales.org