Viernes, 21 Febrero 2020

prueba.jpg

Es un trastorno

Written by
Rate this item
(0 votes)

Ya entiendo porque al gobierno Santos le ha ido tan mal: paros, reformas fallidas, perdida en la confianza inversionista, disminución en el crecimiento de la industria, falta de ejecución, baja en la moral de las tropas, disminución en los índices de seguridad, micos, lagartos, cocodrilos, en fin.

El país vive un negativismo generalizado, se siente en el campo, se siente en la industria, se siente hasta en el aire. Es por esto que he llegado a la conclusión de que no es del todo culpa del actual Presidente.

Pareciera que nuestro actual mandatario sufre de una especie de trastorno que no le permite distinguir muy bien lo que sube de lo que baja, ni lo que aumenta de lo que disminuye, ni lo que está bien de lo que está mal, Juan Manuel Santos parece tener trastocados los conceptos.

El Primer mandatario de los colombianos no entendió que la reelección sirve para premiar a los buenos gobernantes y castigar a los que no sirvieron, es una manera de calificar un gobierno, una gestión, es simplemente cuestión de sentido común, se premian los buenos y se despachan los malos.

Las redes sociales  lo gritan: NO MAS SANTOS, la semana  después del anuncio del mandatario en el que comunicó oficialmente a los colombianos que que buscaría la reelección, el hashtag #SantosNuncamasPresidente, fue declarado tendencia mundial en Twitter. oí el sondeo de la W que se realizó a los oyentes un día después del anuncio del mandatario y la desfavotabilidad de Santos era clara, pero él tiene la osadía de presentarse como candidato a las elecciones de 2014.

El señor Presidente puede repartir más casas, mandar a empapelar el país con vayas de : “Estamos Transformando a Colombia”, duplicar las pautas publicitarias con las que tiene a los medios de comunicación hostigados y mareados de tanta mermelada, incluso, puede salir a  repartir  mermelada en la ciclovía , mandar a hacer encuestas amañadas que quieren hacernos creer que por arte de magia su popularidad sube de un día para otro casi 11 puntos, puede utilizar a las familias beneficiadas del programa de las 100.000 viviendas, darles banderitas blancas y aprovecharse de su humildad y buena fé para ponerlas a aplaudir su circo de la Habana, al cual se ha aferrado apoyándose en un sofisma en el que según él, la paz de este país se define con Timochenko, Iván Márquez, París y  Santrich, en la casa de un gobierno que lleva 50 años violando los derechos y libertades de sus ciudadanos, en donde las cárceles están llenas de presos políticos, simplemente por pensar diferente al régimen de Castro, puede caer en las más sucias estrategias de JJ Rendón, y óigase bien,  NO LO VAMOS A REELEGIR, ¿es tan difícil leer la voluntad de un pueblo? Hoy más del 60% de los colombianos no queremos la reelección.

Ya traicionó a 9 millones haciendo todo lo contrario que prometió hacer en campaña, hombre, nos hubiera hablado con claridad y la cosa no habría sido tan grave, hubiéramos mirado otras opciones. Pero es que tomar unas banderas ajenas aprovechando la pasión y admiración que despiertan, ¿para llegar a empantanarlas pisotearlas y elevar las del color contrario?

La única explicación, para mi: el Presidente sufre de un trastorno. A continuación momentos en los que el alto mandatario a mostrado claros síntomas:

1.Discurso el día 20 de noviembre de 2013,en el que nos anunció a los colombianos que lucharía por la reelección:  En ese momento las encuestas le decían: más de la mitad de los colombianos no aprobamos su gestión, y él señor sale en televisión nacional a decir que quiere que reelijamos una gestión con más de la mitad de desaprobación popular.

2. En el mismo discurso dijo: “Ustedes me eligieron para seguir cumpliendo con la seguridad, hemos cumplido”. Hoy el problema de seguridad vuelve a ser uno de los principales temas en la agenda nacional.

3.”Hemos seguido fortaleciendo las políticas de seguridad de mi antecesor, que fueron exitosas”. El principal reclamo que hacen sus electores es haber dejado de lado las bases de “La Seguridad Democrática” y hoy su principal opositor es su antecesor, creador de esas políticas de seguridad.

4.En su discurso habló de una  Colombia que pase del miedo a la esperanza. Un campo olvidado una industria que va para abajo, unas fuerzas armadas desmoralizadas, no reflejan exactamente ese anhelo que usted plantea, nos alejamos en vez de acercarnos.

5. “El tal paro no existe”,  el Presidente manda el mensaje que con los violentos se sienta a hablar pero a los campesinos los ignora, porque el tal paro si existió.

6. Ahora resulta que Timochenko debe llegar al congreso y que usted trata a quienes exigimos justicia, cese al fuego, y cárcel para quienes han cometido crímenes de lesa humanidad como “buitres de la paz” ¿Quien entiende esto?

7. De Ministro de defensa  tenía usted a la guerrilla en el estatus de “narco terroristas” y como Presidente los eleva a “grupo subversivo”, “guerrillero”, “revolucionario” ó como quiera llamarlo. ¿Dejaron de traficar, de secuestrar?

Yo entiendo al Presidente , tal vez él no puede manejar este trastorno, pero por esa misma razón es justo y necesario que  le la oportunidad a otros, nosotros ya se la dimos a él, nos defraudo, y de que manera. 

T.@Dmejiagiraldo 

Read 8442 times
Daniela Mejía

Profesional en Gobierno y Relaciones Internacionales de la universidad Externado de Colombia, nacida en Manizales. Vinculada desde octubre de 2013 a la campaña del Uribe Centro Democrático. Creo firmemente en Dios. Creo en el libre mercado, en la democracia y el Estado de Derecho, creo en nuestras Fuerzas Armadas y en la importancia del fortalecimiento de las instituciones. Creo en el liderazgo y la visión de país del ex Presidente Uribe. 

 

www.facebook.com/daniela.mejia.129142?fref=ts

Palabras Sociales - www.palabrassociales.org

Bogotá - Colombia Cel: (57) 3105601719