Domingo, 23 Febrero 2020

prueba.jpg

Martes, 09 Diciembre 2014 10:22

¿Realmente vamos bien?

Por: Laura Rodriguez

Recientemente se dieron a conocer los resultados de la encuesta “Bogota, cómo vamos”. Según el alcalde Gustavo Petro, la ciudad ha mejorado en distintos aspectos como: educación, salud, empleo y seguridad. Otros, como el transporte, requieren una mayor intervención.

Sobre el tema de inseguridad, las cifras determinaron que, respecto al año pasado, en 2014 no se ha incrementado notablemente, pues sólo el 24 por ciento de los ciudadanos denunciaron casos relacionados. En 2013 la cifra los denuncios eran de un 23 por ciento de las personas. Frente al cuestionamiento sobre la percepción de inseguridad en la ciudad, el alcalde deduce que se debe a que las noticias negativas sobresalen más que las positivas.

Sin embargo, tras estos resultados y esta situación no puede haber solamente un argumento tan débil como el de Petro. Es evidente que en los medios de comunicación diariamente tenemos que ver malas noticias, pero no se puede negar que es la realidad que estamos viviendo y que la delincuencia se ha incrementado preocupantemente. Además, es normal que niños y jóvenes sean los principales participantes de distintos delitos que atentan contra la seguridad de los ciudadanos.

Vivimos en una ciudad donde se nos enseña a portar el bolso adelante y a no “dar papaya”. Una ciudad donde es normal ver a una persona siendo atracada hasta dentro de una estaión de Transmilenio. El problema es que muchos no se atreven a denunciar, bien sea por los largos y frustrados procesos judiciales o por no afectar su integridad.

Bogotá necesita una garantía en cuanto a seguridad también, que sus dirigentes no pretendan jugar a la gallina ciega, poniendo en riesgo a todos los que a diario nos tenemos que enfrentar a miles de delincuentes.

T. @lau94rodriguez

Published in Artículos
Jueves, 09 Octubre 2014 09:38

Bogotá, Cómo vamos

 

¿Qué paso con la revocatoria? ¿Cómo evalúa la administración de Gustavo Petro? ¿Qué pasa con la institucionalidad? ¿Qué pasará con en las próximas elecciones? Escuche el  debate haciendo clic en nuestro programa palabras mass. Con Lorena Castañeda, Daniel Rojas, Jairo Mayorga y Alberto Diaz.

 

 

 

 

Published in Artículos
Viernes, 01 Marzo 2013 09:54

La salud como negocio

La implementación de la Ley 100 de 1993 en el sistema de salud colombiano dio lugar a un régimen de aseguramiento con dos sistemas: contributivo y subsidiado.

En este sentido, se decidió otorgarle el manejo financiero del sistema de salud a empresas de intermediarios, quienes funcionarían como Empresas Promotoras de Salud (EPS). Dichas empresas se encargarían de operar los procesos de organización y prestación de los servicios de salud en el ámbito público y privado.

Como consecuencia, el nuevo régimen terminó por causar un déficit fiscal en el sistema de salud en Colombia nunca antes visto. Las EPS convirtieron la salud en un negocio y esto trajo como consecuencia la crisis hospitalaria del sector público.

Por consiguiente, son más de 300 mil millones de pesos lo que deben las EPS a los centros hospitalarios obligando a los pacientes a sobrellevar la insuficiencia hospitalaria del sistema de salud.

Los abusos monetarios por parte de las EPS y la corrupción en la administración de los recursos desmejoraron la calidad de los servicios y llevaron a la quiebra a 130 hospitales a nivel nacional en donde cientos de ciudadanos no son atendidos, aspecto que convierte al sistema de salud en el verdugo del pueblo colombiano.

Luego de 20 años de aprobada la reforma, actualmente en el país se realizan gigantescas marchas en donde enfermeras, médicos, pacientes, entre otros, buscan reivindicar un derecho que ha sido vulnerado por dos décadas y en donde nadie duda que el sistema de salud necesita un cambio urgente.  

Por su parte, el Gobierno colombiano notificó la instauración en el Congreso de la República de una ley que busca salvaguardar el sistema de salud colombiano.

El inconveniente allí es la permeación de políticos corruptos que sostienen nexos con las Entidades Promotoras de Salud, los cuales muy seguramente buscarán derrocar la propuesta con el fin de amparar sus intereses económicos.

Ahora solo resta esperar los debates que muy seguramente confrontarán opiniones divididas que decidirán el futuro sanitario de la nación.

Published in Artículos

Palabras Sociales - www.palabrassociales.org

Bogotá - Colombia Cel: (57) 3105601719