Jueves, 05 Diciembre 2019

Por: María Andrea Rojas 

CETEC como un modelo de intervención sostenible para la inclusión social y económica del campesino colombiano

CETEC (Corporación para Estudios Interdisciplinarios y de Asesoría Técnica) es una organización no gubernamental constituida en 1985, con sede en la ciudad de Cali, principal centro económico y administrativo del suroccidente colombiano. CETEC ha logrado volverse un modelo sostenible y exitoso de intervención social para la reactivación económica de la vereda en la vecina región del norte del cauca. Su novedoso esquema de desarrollo sostenible le ha permitido implementar proyectos agrícolas exitosos como el de producción avícola, un modelo que logra combinar la producción individual y la comercialización colectiva. El éxito de este modelo radica principalmente en la integralidad e interdisciplinariedad de la organización, su estructura organizativa va desde la producción, comercialización y distribución a cadenas de supermercado de grandes superficies a través de Fundemerca, fortalecimiento organizacional de las asociaciones veredales de la cual se encarga Ardecan y apoyo y asistencia técnica a los proyectos agrícolas del campesino nortecaucano (CETEC).

Teniendo en cuenta el contexto social del conflicto armado en la cual el área rural es la que se ha visto más afectada por más de 60 años, este tipo de modelos de cooperación resultan ser beneficiosos para el fortalecimiento del tejido social y para que la vereda reactive la economía fomentando la vocación agrícola en los campesinos, esto ha generado una fuente de ingresos permanente y sostenible en el tiempo para las familias de este departamento. La importancia de este modelo implementado por CETEC se basa en la “no repartición de la pobreza”, los fondos que recibe esta organización provienen principalmente de cooperación internacional, sin embargo, los campesinos deben sacar créditos bancarios para acceder al sistema financiero y bancario de manera autónoma. Lo innovador en este modelo se basa en la obligación financiera que adquiere el campesino para hacer sostenible el proyecto a través del tiempo. Igualmente, este modelo contribuye a corregir fallas de mercado como el acceso al capital mediante créditos asociativos; otro de los grandes problemas que se logra resolver es la comercialización de productos avícolas a través de cadenas de distribución como Cargill con una alta cuota en el mercado avícola y presencia en cadenas de supermercados de grandes superficies.

La experiencia de esta organización debe servir de reflejo para otras ONG’s que se enfrascan en modelos economicos de corto plazo guiados por la cobertura y el número de beneficiarios produciendo resultados pobres a largo plazo. Muchas veces, este tipo de resultados responden a la dinámica electoral de sus dirigentes y no a los intereses y necesidades de sus habitantes. Por lo tanto, es importante que estos modelos de intervención social más allá de la cobertura y el número de beneficiarios, se vuelvan un verdadero vehículo para que las familias campesinas puedan salir de la pobreza monetaria de manera sostenible y permanente. Estas iniciativas deben ir apoyadas del sector empresarial para que estas familias puedan impulsar proyectos agrícolas económicamente sostenibles y que puedan acceder fácilmente al mercado debido a las grandes barreras para hacerlo de manera autónoma. Por lo tanto, es importante impulsar y replicar este tipo de modelo de desarrollo social y económico, ya que como decía Carl Marx, los individuos también deben ser guiados por intereses deontológicos; este tipo de modelos logra fomentar la acción colectiva a través de valores como la solidaridad, la cooperación, trabajo en equipo, entre otros

Twitter: @MAndreaRM.

 

Published in Artículos
Lunes, 10 Noviembre 2014 08:28

Peñalosa tenía razón y Petro lo confirmó

 

Por: Lorena Castañeda

Los días 6 y 7 de noviembre de 1985, nos recodaron la toma del Palacio de Justicia u Operación Antonio Nariño por los Derechos del Hombre, llamada así por el grupo guerrillero del M-19, del cual Gustavo Petro era comandante. Por tal razón, es inevitable recordarlo en esa época, un hombre revolucionario y valiente, decidido a cambiar el macabro sentido político que se fundaba por esos días en Colombia.

Hoy, luego de 29 años también tenemos a Gustavo Petro haciendo historia pero ya no es el mismo, no, ahora ya no se dedica a hacer revoluciones con armas y tomas que infunden miedo, ahora gobierna y quizá ese es su cambio tan radical.

Tal vez estar al otro lado del gobierno en una crítica constante, puede resultar una tarea a la que todos nos podemos dedicar fácilmente desde la comodidad de una silla o un computador. Pero gobernar es otra cosa y tal vez de eso ya se dio cuenta Gustavo Petro, con su paso por el segundo cargo público más importante del país la alcaldía de Bogotá.

No voté por Petro para la alcaldía de Bogotá, sin embargo dentro de mi albergué la esperanza de un buen gobierno para mi ciudad, ya que la izquierda seguía liderando el Palacio de Liévano, le deseé lo mejor al nuevo burgomaestre. Claro, las esperanzas acabaron con el primer año de gobierno y contando.

Son innumerables los desastres administrativos de la alcaldía de la Bogotá Humana, pero la tragedia ambiental que vivió la ciudad la semana pasada permite ver qué tan perjudicial ha sido este gobierno hasta para el aire que respiramos y lo peor de todo es que ninguno de la administración dio a entender la dimensión del asunto. No obstante el daño ambiental del que hablo, vino entonces la noticia de la construcción de vivienda de interés prioritario (VIP) en el Barrio El Chicó, al norte de Bogotá, que más que ser un proyecto de inclusión social para los desplazados parece ser una cachetada con guante a la "elite", al mejor estilo de los desafíos de los vaqueros, donde los más perjudicados serán los que él pretende incluir.

Es por esas razones y por muchas más que anhelo las elecciones de 2015, Bogotá no puede ir peor. Ya tuvimos suficiente Petro en la administración distrital y ya nos dimos cuenta que tenía razón Peñalosa al decir que Petro no había administrado un parqueadero y ya pretendíamos que fuera gerente de la capital del país.

T. @Lore_Castaneda

 

Published in Artículos
Lunes, 29 Septiembre 2014 07:55

Mapeo de Xenofobia en Argentina

A los fines de contribuir con datos fidedignos que funcionen como la base a partir de la cual se afirme que en Argentina hay presencia de niveles de discriminación y xenofobia, se puede hacer uso del “Mapa Nacional de la Discriminación 2013”, elaborado por el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), al cual se le atribuye la elaboración de una serie de estadísticas, que reflejan las percepciones y representaciones generales que tienen las personas sobre la discriminación. A su vez, se indaga a la población sobre situaciones de discriminación y xenofobia que hayan padecido, y se arrojan datos como indicadores en relación a ello.

A partir del trabajo mancomunado entre el INADI, y 27 universidades públicas nacionales, se elaboró un mapeo sobre la situación de discriminación en sus múltiples manifestaciones en la Argentina, de la cual se obtuvo un total de 14.800 casos recogidos de las 23 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; que integran en conjunto el territorio Nacional. Dicho estudio se elaboró a partir de un único instrumento (encuestas) y sus resultados obedecen a un 95 por ciento de confiabilidad; siendo éste el porcentaje acorde que se busca en las investigaciones sociales, como estimación de ajuste a la realidad.

Dicho esto, ¿cuáles son los indicadores más importantes que releva el estudio, y que pueden servir como material empírico para el presente análisis?

Según las fuentes consultadas, del total de las encuestas se esgrime que las personas consultadas perciben un alto nivel de discriminación en el país, y que dicha premisa se debe a la falta de educación por parte de quienes ejercen rechazos simbólicos en general, en cualquiera de sus manifestaciones; y en último término, a una cuestión moral del agresor. En tanto que los grupos de colectivos más discriminados, según releva el “Mapa Nacional”, son: las personas pobres y/o marginados, según manifiesta 85 de cada 100 encuestados; las personas con obesidad y/o sobrepeso (78 de cada 100) y en ultimo termino, las personas migrantes de países limítrofes (71 cada 100). En menor medida, le siguen las personas con VIH- Sida, discapacitados, afrodescendientes, pueblos originarios, y las mujeres. Por su parte, los grupos más negativizados son los gitanos, musulmanes y los chilenos.

En este sentido, el extenso trabajo del mapeo nacional, refleja que según los encuestados, a la hora de mencionar los ámbitos en los que mayor presencia de discriminación hay, se postulan los boliches bailables, la calle, las escuelas, la televisión y las comisarias; como los sitios en donde las personas perciben mucha o bastante discriminación.

Por su parte, frente al alto porcentaje de encuestados que perciben un alto grado de discriminación en el país, el 76 por ciento de la población encuestada, manifiesta que el Gobierno Nacional le debería dar una importancia a la discriminación como problema social. Entre tanto, se dedujo del relevamiento, que las campañas de información y difusión se postulan como un medio de concientización sobre esta problemática, seguido de la aplicación de sanciones y el dictado de nuevas leyes.

Ahora bien, de vuelta al eje central, entre los tres grupos que la población encuestada manifiesta que son los más discriminados, se menciona a las personas migrantes de países limítrofes, a raíz de los estereotipos y prejuicios que hacen que las personas rechacen y excluyan a determinadas poblaciones que no son oriundas del país en el que residen. En este sentido, según el dato que arroja el indicador, la nacionalidad es una de las principales causas de expresiones discriminatorias, en donde, según las estadísticas, en las regiones del NOA (noroeste argentino) y del NEA (noreste argentino), es donde se dan los mayores niveles de xenofobia.

En esta línea, a partir de la frase consultada “La Argentina solo debería ser para los/las argentinas y por eso deberían limitar el ingreso a inmigrantes”, el 32.6 por ciento de la media nacional acordó con dicha afirmación, mientras sus altos índices se dejan expresos en NEA (45.2 por ciento) y NOA (43.3 por ciento), lo cual concuerda con una mirada de hostilidad hacia los inmigrantes que son visto como una “amenaza” en el campo laboral, siendo estas dos regiones del territorio argentino, donde más inmigrantes se alojan.

No obstante, la región AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) y dentro de ella la CABA (Ciudad Autónoma de Buenos Aires) refleja el mayor porcentaje de casos de discriminación por ser migrante, en donde a diferencia del resto del país, en donde este tipo de discriminación se posiciona en tercer lugar, es en CABA, en donde la nacionalidad se presume en primer orden. En este sentido, según las estadísticas, son los jóvenes de la Ciudad Autónoma, los que más han experimentado la preeminencia de discriminación por nacionalidad, en los ámbitos educativos, entradas en los boliches y los centros de salud y hospitales.

Por su parte, al desagregar el colectivo migrante, se observa en orden, que las personas de nacionalidad boliviana son el grupo más afectado, seguido de los peruanos, paraguayos y chilenos. Este imaginario xenófobo, que surgió a partir de la percepción de los encuestados como los grupos más afectados, se condice con las experiencias de inmigrantes consultados por este mismo proyecto, en donde un 40 por ciento manifiesta haber sido discriminado por su nacionalidad, nivel de pobreza y color de piel; en el trabajo, en ámbitos educativos, en la calle y en los medios de transporte públicos; siendo éste ultimo uno de los ámbitos en donde prevalecen hechos segregacionistas, a causa de la mirada excluyente que tílda al extranjero de “diferente”, atribuyéndosele connotaciones negativas y desvalorizantes.

En conclusión, el mapeo de discriminación y xenofobia en Argentina, refleja altos índices de percepción, sobre niveles y tipos de discriminación, los cuales se condicen por quienes han padecido o padecen situaciones discriminatorias y xenófobas en el territorio nacional. Es decir, “la percepción” se confirma.

En adelante, las conclusiones merecen una valoración subjetiva, propia e individual, de los resultados del “Mapa Nacional de Discriminación”; pero a priori, la intención de presentar algunas de los resultados en el presente texto.

T.@PaoBogota

Published in Artículos
Lunes, 21 Julio 2014 23:02

Comunicación para el cambio social

La desigualdad, el conflicto armado y la violencia social suelen ser los protagonistas del día a día colombiano. Varias poblaciones en América Latina han sido afectadas por la guerra y muchos municipios invadidos por sus beneficios agrícolas; la guerrilla y los grupos armados, desplazando a los habitantes, han cambiado la perspectiva social. Tal vez esta situación representa impotencia, pues tratar de restaurar la identidad de una comunidad que se encuentra en tales condiciones se convierte casi que en una utopía por las distintas amenazas que trae consigo. Sin embargo, desarrollar una comunicación para el cambio social, en este contexto de guerra, significa reconstruir una sociedad y volver a su cultura.

Los proyectos de comunicación que tienen como objetivo el cambio social, pretenden poner en primer lugar precisamente a aquellos sujetos afectados por la guerra, aquellos que no habían tenido voz en la sociedad; ellos mismos son quienes reconstruyen la cultura, las tradiciones, la democracia y el arte. La participación y el diálogo son los elementos principales a la hora de generar un desarrollo y un cambio social.

La elaboración y construcción de cada mensaje y contenido, está basada en la recuperación histórica, en el respeto y la participación tanto individual como colectiva. La identidad es otro punto clave dentro de la comunicación para el cambio social, puesto que los individuos, antes invisibles, empiezan a ser reconocidos por su nombre; esto sin duda resulta ser favorable para el crecimiento social y el rescate de la cultura y sus valores

El mercantilismo y el clientelismo ya no son los objetivos centrales a trabajar en este tipo de comunicación, es decir que la producción y la comercialización pasan a un segundo plano y la prioridad es cambiar las distintas actitudes, conductas o comportamientos que han sido obstáculo para una transformación social

A partir del siglo XXI la comunicación para el cambio social es establecida siendo totalmente ajena al Estado, a las iglesias, empresas privadas, medios de comunicación y demás organizaciones políticas.

Es así como la comunidad, afectada por la guerra, puede encontrar un espacio de participación, desarrollo y paz dentro de la comunicación para el cambio social, creando un tejido social confiable y responsable.

T.@lau94rodriguez

Published in Artículos
Lunes, 19 Mayo 2014 09:33

REVOLUCIÓN DIGITAL

 

Ante el cambio mediático y generacional que brindan las tecnologías de la información y la comunicación, estas transformaciones permiten hoy a los usuarios diferentes niveles de comunicación y dan lugar a experiencias de intercambio social. El cambio de época obedece a una serie de factores de la que hoy en día disfrutamos y aprovechamos, hasta el punto que abusamos.

La tecnología digital al reducir las imágenes, palabras y sonidos optimizan el uso que le dan sus usuarios y facilita la manipulación de los contenidos. De este modo se genera una serie de procesos, intercambios, producción y consumo simbólico. Al ser los flujos masivos reducidos a pequeñas pantallas donde adquirimos información sin la necesidad de movernos ¿Cuáles son las transformaciones sociales y culturales que esta revolución está generando?

La situación actual se presenta como un desconcierto y también como una incertidumbre, según algunos teóricos. Lo que es evidente es que ahora, todos, estamos inmersos en un cambio cultural que generó la aparición de las tecnologías, podemos leer el periódico rápidamente en una pantalla, sin necesidad de salir e ir a buscarlo, descargar libros y no comprarlos, encontrar música sin pagar y miles de beneficios que nos brinda hoy la tecnología, pero que tal vez a los que viven de ese mercado, los está afectando.

El término “nuevas tecnologías” no sería el adecuado para los cambios acelerados que vivimos, porque lo nuevo ahora ya es obsoleto mañana. Estamos en una revolución que nos obliga a sumergirnos en los nuevos beneficios que esta nos brinda. Es claro que las nuevas tecnologías están produciendo cambios bastante significativos en ámbito económico y social, como también en el conjunto de relaciones sociales. Quizás hasta ahora este sea el principio de una revolución digital.

T.@VickyCa27

Published in Artículos

Palabras Sociales - www.palabrassociales.org