Lunes, 18 Noviembre 2019

Al terminar uno de nuestros programas de radio, mi amigo que bajó de peso de 180 a 70 kilos no por la vía del disciplinado ejercicio que realizó, sino por el camino rápido de la cirugía estética; me pidió el favor que lo acompañara al Partido Conservador ya que tenía una reunión importantísima con un militante de esta corporación. Decidí acompañarlo ya que quería aprovechar esta visita para hablar con José Jaime Uscátegui, un joven que a mi parecer es coherente con sus ideas, un buen tipo.

Cuando llegamos,  el amigo de mi amigo aún no había llegado, por ende llamé al celular a José Jaime, quien muy amablemente me atendió y se comprometió a convocar a los jóvenes conservadores al debate en nuestro programa. Como siempre, él ayudándonos a construir país al igual que lo hace Natalia Rivera, Angélica Martínez del Partido Verde, German Ricaurte del Partido Liberal, David Monsalve de Progresistas, David Castellanos de Cambio Radical, Carlos Flórez de Centro Democrático y Sergio Fernández del Polo Democrático, entre otros. Todos pensando un modelo distinto de país.

Llevaba mucho tiempo que no visitaba el Partido Conservador, sin embargo, me quedó la sensación de que las bellas mujeres que militan en este partido se han ido reduciendo o debe ser que no todas apoyan la candidatura de José Félix Lafaurie a la presidencia, pues coincidencialmente era el lanzamiento de su candidatura o algo así era lo que reunía a algunos militantes entre ellos al amigo de mi amigo  y uno que otro visitante inesperado como nosotros.

Mientras continuábamos esperando que llegara la cita de mi amigo, empezaron los actos de protocolo. El himno del Partido Conservador no podía faltar, muy energicamente fue cantado por los asistentes. pero llamó mi atención que el candidato que representa esta colectividad, el Dr. Lafaurie, no lo cantaba. Debe ser que se dio cuenta que es mejor guardar silencio en vez de hacer el ridículo al igual que Shakira y Fonseca o el mutismo que le ha funcionado en torno a la detención de su asesor José Miguel Narváez por paramilitarismo, señalamientos que le han hecho al mismo Dr. Lafaurie(http://www.semana.com/opinion/articulo/nadie-atreve-contra-fedegan-lafaurie/257904-3)

 Por su lado, a mi amigo le cumplieron su cita y se salió del recinto a hablar en vez de escuchar la demagogia tradicional de este tipo de eventos. Mientras tanto, venía a mi mente haber visto la misma escena hace muy poco en Valledupar,  al Dr. Lafaurie defendiendo las banderas de Centro Democrático al lado del Gran Colombiano y sus cinco huevitos con el mismo discurso, que se ha perdido la seguridad en el campo. ¿Será que debemos volver a los ejércitos privados que tanto mal le han hecho a esta nación? Claro que en esta ocasión el Dr. Lafaurie recordó sus años de juventud en el conservatismo.

Pasó por mi mente la pregunta que le hizo una niña al Gran Colombiano en sus talleres democráticos: ¿Quién nos garantiza que estos pre-candidatos no nos van a traicionar? Seguramente esta niña debió escucharle esta pregunta  a Yamit Amat, Darío Arizmendi o la loca política, pues qué va saber esta niña de traición, ¿será que entiende que JU, según José Obdulio, es sinónimo de Judas y Juan Manuel? Probablemente para esta pobre niña el “coco” es Juan Ma. Y su ángel de la guardia es Francisco. Santos, por supuesto.

Luego de unos minutos mi amigo entró y dijo que ya nos fuéramos, que él ya había terminado su reunión. Al salir y ver los cuadros en la pared de los ex - presidentes, concluí que el Partido Conservador está más lejos de poner su próximo cuadro. Ha errado en elegir sus candidatos Noemí Sanín, Andrés Felipe Arias y ahora con el Dr. Lafaurie. Ojalá las nuevas generaciones que se empiezan a distinguir como Beatriz Elena y el mismo José Jaime puedan en verdad darle un giro a este partido y que los delfines como Santiago Pastrana valoren el trabajo que vienen haciendo los jóvenes de esta colectividad, no desde afuera que es la actitud más cómoda, sino desde adentro con las botas puestas, que se gane su credencial y no por ser el hijo del ex-presidente Pastrana.

Esperemos que este mal escritor esté equivocado al pensar que en unos cuantos años Santiago hará parte de esos delfines que quieren llegar a la Casa de Nariño, no por la vía del disciplinado ejercicio político realizado con esos jóvenes ávidos de soluciones en busca de oportunidades, sino por el camino rápido de su señorío heredado desde su abuelo. Tengamos fé que las nuevas generaciones que cargan las cajas, entregan volantes y sostienen las mantas para que la realeza firme, tengan algún día la posibilidad de ser elegidos ya que trabajan desde abajo para abrirse espacio en el difícil y cerrado mundo político.

Estando en nuestro Puro Centro de operaciones y bajo las órdenes de hacer contrainteligencia a las filtraciones de información que reveló Snowden y con nuestro software de inteligencia Great Colombian U2se pudo acceder a registros y bases de datos clasificadas de algunos personajes de nuestra vida nacional. En los correos de Pacho Santos, se pudo establecer que trabaja arduamente y en estrecha relación con el Gobierno estadounidense  en la creación de un nuevo juego denominado “Pachokuc”, que consiste en electrocutar estudiantes. En un ambiente de circo romano virtual en 3D, un personaje simulado de centurión romano, de gafitas, gordito; está armado con un látigo que lanza rayos eliminando gladiadores con traje de estudiantes.

En los documentos desclasificados se pudo hallar el correo enviado por el procurador Ordoñez al Vaticano haciendo una vehemente protesta ante el reciente discurso del Papa, en el que sugiere a los jerarcas eclesiásticos el abandono de bienes suntuarios como carros, casas y demás. Expresó su malestar ante lo que “denominó” una afrenta vulgar y que lesiona los derechos de los jerarcas, que el ambiente a reinar debería ser similar al que se evidenció en la boda de su hija, a la cual asistieron más de 700 invitados, en el Country Club de Bogotá.

El grado de infiltración llegó a tal nivel que se pudo establecer que el concejal Durán después de medianoche visita páginas de chicos sensuales, dando a conocer una faceta contraria al comportamiento misógino que había manifestado en tiempos recientes, en donde calificada a algunas mujeres como mujerzuelas.

Era tan espía mi emoción esa noche, que me surgió de repente la idea de ingresar al perfil de algunos amigos y pensé, si el Gobierno de Estados Unidos puede inmiscuirse en la vida de millones de personas de todo el mundo, ¿por qué yo no me iba a dar esa pequeñísima licencia de espiar el Facebook y correos de mis conocidos?

Empecé a mirar sus conversaciones. No pasaban de hablar del campeón de la Liga Postobón. A otro le decían que le iban a dar en la jeta por pendejo porque se ponía a escribir maricadas, y bueno, aquellos que decían ser muy varoncitos terminaron siendo muy señoritas en sus mensajes, al igual que el concejal Durán. Otros entraban en pánico porque el “festival gospel” no iba a apoyarlo la Alcaldía Distrital. De seguro, pensé, Petro reflexionaría, habida cuenta que se debe hacer un festival incluyente con los hindús, los musulmanes y demás religiones con equidad.

Me la pasé ojeando miles y miles de correos y cuentas esa noche. Estaba cansado de la rutina, pues nos tocaba chuzar a miles de personalidades porque ya se acercaban las elecciones de 2014 y teníamos que saber cuáles eran los aliados. Verificar si Peñalosa iba a continuar de infiltrado en los Verdes y constatar que hubiese leído los correos de nuestro jefe máximo, el Gran Colombiano, para seguir órdenes. Se encontró también que el representante Simón Gaviria iba ya muy adelantado en la cartilla Coquito y que el senador Ballesteros tenía muy contentos a sus jefes de las IPS, pues no solo ganaban invirtiendo en el sector salud sino también en las inversiones en el Congreso.

Cuando no me vigilaban, ingresaba nuevamente a las cuentas de mis amigos y en una de ellas pude ver un mensaje en particular: “te voy a dar una cita prioritaria”. Pero no son las citas de salud que nos cobran a pesar de que se paga una EPS. Me percaté de que nadie me estuviera chuzando, llamé a mi amiga y le pregunté ¿cómo es lo de la cita prioritaria que le está dando a sus amigos? ella colgó y me envió un mensaje diciendo “sabes, siento que me espías, contigo no se puede.”

Los mensajes siguientes fueron: "Voy a demandarlo, usted ha violado mi derecho a la intimidad que contempla nuestra Constitución Política de Colombia." En ese momento no sabía qué decir. Recordé el argumento que me dio la mamá de un amigo: “Estados Unidos nos espía porque defiende al mundo”. Podría usar la seguridad como argumento. En últimas estaba tranquilo ya que, como dice un amigo, esta práctica lleva décadas y al final a la gente le vale mierda su privacidad y mucho menos la de las instituciones “soberanas” de Colombia.

Quedé aún más tranquilo leyendo tan prolongado comunicado que envió la Cancillería en torno a los actos de espionaje que realizó la Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos a nuestro país, ya que no iba a pasar nada. Lo que sí pasó esa noche fue que quedé como un hijo de puta con mi amiga al ponerla en evidencia de que conocía sus conversaciones secretas.

Pasado apenas un momento, empecé a sentir un especie de silbido y a sudar frío, estaba confundido, no sabía si alguien me había tomado como rehén, tenía los pies elevados como sobre un muro y la espalda contra algo blando. Todo estaba oscuro. Timbró en ese momento el reloj y me di cuenta que todo había sido un sueño lúcido, una pesadilla, o qué se yo. Me dije "esto debe ser por leer algunas cosas."

A diferencia de algunas campañas, de las que me han llamado sus protagonistas para que les apoye en su proyecto político, el fenómeno de Antanas Mockus llamó mi atención, aún sin conocerlo en persona, para ese entonces, sus ideas como “Creo ser capaz de poner lo mejor de mí, pero sobre todo de convocar a la gente para que ponga lo mejor de sí” nos convocó a unos amigos y a mí a la verdadera unidad nacional.

No a la de Santos que tenía como protagonistas a los diferentes presidentes de Partidos como Rafael Pardo, Germán Vargas Lleras, que posteriormente se convertirían en sus ministros canjeando sus votos con puestos. La unidad nacional de Mockus la respaldaban, a su vez, los jóvenes con sus ahorros rompiendo el marrano, a diferencia del que se repartía en platos durante la campaña de Santos.

Con mis amigos decidimos que la campaña en Bogotá contaba con suficiente apoyo, por tanto en decisión con todos, nos fuimos a un municipio en particular de donde era oriundo uno de ellos, Tal sorpresa nos llevamos que ya había un Mockus en el pueblo, y este era el médico, que mientras paseaba en su bicicleta le gritaban: ¡Mockus, Mockus, Mockus! Su labor consistía  en ayudarle a la gente, algo así como: Yo lo hice porque quise, a mí no me pagaron. Al ver que sus acciones eran afines con las ideas mockusianas, terminamos uniendo esfuerzos, y en el desarrollo de la mini campaña incluimos ejercicios de confianza, similares a los usados en otros escenarios por Mockus.

Todo esto fue una locura, no por la Ola Verde de Mockus, sino por otros eventos como el desbordamiento del Magdalena, que nos impidió en ocasiones llegar a veredas de este municipio, sin contar con el tremendo impacto que nos llevamos al ser recibidos con la petición de dádivas para votar por nuestro verde candidato, en tanto que nuestra campaña contendora, tenía toda la maquinaria política a su favor, incluido los gamonales del pueblo.

Nunca antes había visto una emoción tan desbordada, de parte de los jóvenes y de aquellas personas que quieren un cambio trascendental en Colombia, creo que sigue siendo un sentimiento que anhelamos algunos y que, en cambio, a otros les suscita escozor porque defienden lo establecido, conservar los hábitos insanos de la política tradicional, a veces rojos de la ira por no robar lo suficiente, y en otras azules, como pálidos, sorprendidos ante su propia infamia, que pretende conservar las riquezas en exclusiva.     

Al término de la campaña, lamentablemente, no se obtuvo el deseado triunfo en las urnas, aunque quedó el precedente de que sí es posible pensar un mejor país sin acudir a artimañas, manteniendo sus principios y obteniendo resultados concretos. El hecho de obtener más de mil votos en la primera y segunda vuelta en este municipio, fue un evidente éxito, a pesar de que hoy lo gobierna una “Zarta” de mentiras.

En el ámbito nacional, la contraparte, denominada “Prosperidad Democrática”, acudió al engaño y persuadió a la gente de la impudicia del líder verde, le recordó el haberse bajado los pantalones veinte años atrás, lo calificó de ateo por haberse casado en un circo y su Parkinson le valió el epíteto de “Caballo Discapacitado” por parte del “Gran Colombiano”, entre otras cosas, en las cuales imperó “El Todo Vale”.

Unos añitos atrás, tanto a Jesús como a Sócrates les sucedió un acontecimiento semejante, fueron catalogados de herejes, de locos e incluso de revolucionarios, aunque después aquellos quienes los juzgaron, usufructuaron e hicieron como propias sus ideas. Aquellos escribas y fariseos siempre han existido, hoy se camuflan como periodistas y asesores de campaña, han hecho pan de cada día, “el miente, miente, que algo quedará” de Joseph Goebbels, ministro nazi de propaganda, que cuenta entre sus seguidores con J.J Rendón y José Obdulio Gaviria.

En suma, la honestidad radical del maestro Antanas, lo llevó a su “fracaso”, prefirió ser coherente en su discurso y alejarse hasta el presente del partido verde, al no aceptar la compañía del “Gran Colombiano”, como lo sugería su ex co-partidario Enrique Peñalosa, que a la postre perdería en su carrera a la Alcaldía de Bogotá. Tomó entonces Mockus la Cicuta y acabó con su vida política.

¿Son acaso los partidos políticos santuarios donde se adoctrina al pueblo para que idolatren a sus líderes? Llegan a tal nivel de fanatismo que se niegan a ver un mundo multicolor y justo. Se enceguecen en su locura, les lavan el cerebro, hablan y actúan como su pastor. ¿Cómo estamos construyendo nuestras pretensiones de validez?.

Definitivamente es muy complicado poner de acuerdo a un Santista con un Uribista y los demás Istas. Es igual de difícil como hacerle comprender a un cristiano lo “bueno” y lo “malo”; pues es el pastor en últimas quien direcciona el pensamiento de su rebaño a su mejor postor. A un hombre pecaminoso que no profese su fe nunca lo escucharán ya que somos ovejas descarriadas.

¿Quién dice que esta o tal conducta es inmoral?. El pastor. Su rebaño hace caso sin renegar, sin pensar, sin analizar, dan por cierto todo lo que este hombre les diga. Igual pasa con quienes profesan la “fe” e “ideales” de sus líderes políticos, el uno llama al otro “rufián, que por debajo del poncho prepara una puñalada” o “traidor, un delito en el que esta incurriendo su gobierno”. Todo lo pintan en un escenario de villanos, héroes y mesías.

Cada uno guiando a su rebaño a su conveniencia, el pastor juega con el miedo al infierno, santos y demonios; mientras los políticos mantienen a sus fieles bajo el discurso del “bien de la patria”. Todo esto una pantomima que muchos creen. Incluso llegan afirmar que en Colombia existe una “democracia”, equidad e igualdad de oportunidades, que vamos de lo mejor, pero como negárselo. Es como decirle a un cristiano que no va ir al cielo, que el pastor se aprovecha de él.

¿Cuándo reaccionaremos? Continuaremos alabando al señor Santos, Uribe y demás políticos de turno, seguiremos permitiendo que se aprovechen de nosotros, que usen nuestros recursos y hagan lo que ellos, en nombre de Dios y la patria, consideren. ¿Somos acaso tan torpes que no podemos pensar por nosotros mismos y necesitamos de estos líderes para que nos digan por quién tenemos que votar?

Se aproximan las elecciones y mi pregunta es ¿ahora qué discurso prepara el Sr. Cesar Castellanos, pastor de la Misión Carismática Internacional, para poner a votar a su iglesia? ¿Continuará con que “la mano de Dios” está con Santos? ¿o ya la habrá soltado? ¿No debería, por Dios y bien de la patria, abrir las puertas de su iglesia y llevar a todos los candidatos que aspiran a una corporación de elección popular y no tan solo aquellos que se encuentra cercanos a su mano? Ojalá y esta vez Dios sí nos ayude.

Twitter: @betodiazb

Qué orgullo patrio sentí al ver esta semana en la revista Jet-Set a las nuevas generaciones  que van a traer el cambio para esta nación, pues bien se dice “hijo de tigre sale pintado”, y es que estos jóvenes se han ganado sus puestos a pulso. Quien mejor que un joven bien preparado a sus 30 años para ejercer un viceministerio. Ojalá por bien del país nada vaya a pasar a sus espaldas.

¡Mamola! Si en el Concejo piensan que van a seguir los mismos. No señores, sigue su dinastía con bigote o sin bigote pero nadie más para ser el candidato numero uno del partido liberal. Esperemos que sí lea los proyectos, no como el presidente del partido. Los dos anteriores no sufren del síndrome de Turbay que no le creen que es concejal por su juventud, o ¿será que no le creen porque lo manda papi?.

Esta nueva generación nos ha de todo, nos pintan pajaritos en el aire, hasta delfines heroicos. Cuando uno de ellos decide enrolar las filas del glorioso Ejército de Colombia es toda una hazaña, sin darnos cuenta que todos los días enrolan cientos de jóvenes que no tienen la posibilidad de elegir. Seguramente no saldrán en la revista Jet-Set pero sí salen a las carreteras a saludarnos con su pulgar en alto.

La belleza también hizo presencia en la nueva generación de la revista con bisnietas de ex presidentes que seguramente veremos en campaña en pocos meses. Tuvieron hasta su diosa coronada, sus reinas con líos en el Agro Seguro que nos dejaron Wao, pero lo que sí queda claro es que los hombres no las preferimos “brutas”

Las generaciones de las dinastías del grupo Aval, del grupo Valorem, es decir, las del dinero; están involucrándose en la música, artes, motocross, entre otras, o en palabras de la revista Jet-set: “banquero motorizado”. Mientras tanto hay otra generación, la que trabaja y estudia de noche, que mueve la economía de este país, a la que tienen entretenida entre tanta escasez y malestar social, obedientes para que sean dóciles y piensen que todo anda sobre ruedas. Nos tienen bien adiestrados.

Esperemos que esta nueva generación de familias ilustres, distinguidas, gente Jet-set no termine como Fernando Botero Zea, Samuel Moreno, Hipólito Moreno, Los Nule, Álvaro Araujo y demás gente de bien. Que ojalá se pueda marcar una distancia entre los intereses de las empresas que ponen senadores para su beneficio propio que cada día se evidencia más. Recientemente, a la reforma a la salud.

¿Adivine quién va a cambiar esto? Usted. Somos nosotros quienes decidimos que hacer con nuestro país, por ello es muy importante su voto, debe asumir su país como propio, somos nosotros mismos los responsables de la nación que le vamos a dejar a nuestras futuras generaciones y no precisamente de las que sale en la revista Jet-set. 

T: @betodiazb

F:/albetodiazbaez

 

Este juego de palabras de los prestidigitadores callejeros, bien vale su comentario  análogo con el andamiaje futbolero, no cabe duda, el mundillo del fútbol maneja su retórica propia. Los arquitectos de equipos, los managers, los dueños del balón son quienes orientan los intereses económicos, que trascienden a lo político y emulan el sentimiento religioso. Pasa en el ámbito local y a nivel internacional con entramados y triangulaciones laberínticas, no se advierte en dónde puede estar el promocionado Fair Play (juego limpio).

Se diría que el fútbol se mueve al ritmo de la Pecosa, la Consentida, la caprichosa, la Pelota, pero lo que mueve más al balompié son los recursos millonarios de distinta procedencia. Para el caso europeo y mundial, la empresa que mueve más la venta y compra de jugadores es Gestifute, de Portugal, con un capital estimado de 563 millones de euros. Incluye en su nómina y representación a jugadores de talla mundial como Ronaldo y Falcao, e incluso a “Mou”, de reciente salida del Real Madrid.

A este vaivén de jugadores se le suma el grupo de empresarios ruso-árabe, propietarios por un lado del Manchester City y del Paris Saint Germain, y por el otro del Chelsea y Mónaco, capitales orientados curiosamente a Inglaterra y Francia respectivamente. Casualidad también es el hecho de que los mundiales venideros sean en Rusia 2018 y Qatar 2022.

El entretenimiento en el Carrusel también lo alimentan otros empresarios de talla mundial como Carlos Slim asumiendo la multipropiedad, tal cual lo contempla el Art. 18 de estatutos FIFA. El recién destronado del ranking de multimillonarios del mundo tiene acciones en equipos de la Liga mexicana como León y Pachuca, y adquirió a fines del 2012 aleal Oviedo. Respecto a esto, un artículo del diario español Marca del 17 de noviembre del año anterior menciona que ”el reto y la ambición de esta inversión es estrictamente deportiva y buscando el beneficio de la sociedad y la citada afición”. ¿Será cierto?

Del lado colombiano, el club Millonarios negó que hubiere alguna oferta monetaria del Sr. Slim, y es obvio, dirían algunos, que entre millonarios se repelan. Pero bien, la tendencia mundial es colocar las acciones de los equipos en manos de los más poderosos, aunque no los de nivel local sino mundial.

Quién sabe qué pase con las selecciones nacionales y si estos accionistas terminen moviendo a su antojo jugadores, equipos y partidos en momentos decisivos, remota posibilidad argumentarán algunos, o más bien se adopte el enfoque del buen samaritano y sea con motivo de “ayudar al prójimo” al estilo Claro de Carlos Slim.

En cuanto a la cantera del cual proceden los capitales del fútbol, es diversa, pues en el caso de la mencionada dupla de punta ruso-árabe, es petrolera, salvo el caso del Mónaco, pues su propietario, el Sr, Rivolovlev, es del sector salud. Menos mal que al Sr. Palacino, exgerente de SaludCoop (EPS intervenida por el Gobierno colombiano), no le dio por invertir en los equipos colombianos. En detrimento de la salud de los 4 millones y medio de sus afiliados, él prefirió invertir a lo seguro, invirtió en el gol, pero en el que lleva una F al final. Quedaron invertidos en los terrenos del Club del cual es socio mayoritario. Todo por la salud de los colombianos, ese era el reto inicial, diría otro saludable empresario, las condiciones cambian, qué le podemos hacer. 

En este orden de ideas, se alude a otros casos. En el tiempo de Pacho Santos su equipo no ganó, pero en la temporada de Juan Ma, Santa Fe sí se coronó. En tanto, su tocayo Pacho, el del Vaticano, anhela que su San Lorenzo del alma logre ser campeón, así sea con la manito de Dios. Los soñadores no son solo de la capital colombiana, también existe la sociedad “Los sueños del balón”, entre quienes se cuentan Francisco Maturana, Hernán Darío Gómez, Juan José Peláez y Luna, dueños del DIM; el capital antioqueño se encuentra invertido además en Alianza Petrolera, La Equidad, Itaguí, Atlético Nacional y Envigado.

Il Cavalieri Berlusconi se rebusca los recursos para llevar nuevamente a la cima a su glorioso A.C Milan, más conocido en Italia como el cuadro “rossonero”, no confundir con el término criollo “rosconero” y mucho menos hacer analogías con el Milan de Shakira ni el bautizado en Soledad, Atlántico Milan Piquet Suárez.

 Por eso es mejor no preocuparse por cuestiones de fútbol, el partido jugado está ya de antemano. Es complejo determinar hasta dónde estos prestidigitadores orbitales esconden hábilmente la pelota, la bolita no la vemos, pues el movimiento es más rápido y oculto, no estamos entrenados para percibir estos sutiles lanzamientos de bola a espaldas de los defensores.

Cómo es posible que seamos tan huevones, así como suena, que vivamos aún con sentimientos radicales y fanáticos frente a los partidos de fútbol pretendiendo ignorar que en ese juego se estampan los intereses de los empresarios, de los gobernantes. Por ejemplo, si el resultado se da para la selección Colombia, el titular podría ser “Messi y Francisco, divorciados con los herejes colombianos” y en segundo plano puede quedar los cien muertos por la celebración del triunfo. Porque un hincha no nace, se hace... el huevón…sí…el huevón número doce

 

“Uno es para siempre responsable de lo que domestica. Pero más aún es el propio responsable de dejarse domesticar por los politiqueros de turno” Jaime Garzón

Como algunos colombianos, he estado atento a la iniciativa que adelanta el canal History en busca del “gran colombiano”. Muy entusiasmado empecé la dinámica del mismo, pero quede muy sorprendido al ver el resultado de los 25 finalistas. Lo que puedo concluir es que nos merecemos los gobernantes que tenemos. Nos hemos dejado domar del marketing y los medios. ¿Es nuestro país acaso como el de Alicia en el país de las maravillas?

Me dí cuenta entonces que si para votar por el gran colombiano aparecieron nombres como el de Yamit Amat, Shakira, César Gaviria y hasta el de Uribe, entre otros, qué pobre futuro le espera a nuestra nación. ¿Cómo podemos pedir que escojamos bien un concejal, un representante, un senador, un presidente? cuando en un concurso que no va marcar mayor transcendencia en nuestra cotidianidad elegimos lo peorcito o peor aún, no elegimos.

Me pregunto también ¿cuáles serán los parámetros que tenemos para votar?, ¿cuáles son los argumentos que uso en el momento de elegir? ¿Cómo es posible que se perpetúen los mismos en el poder? ¿no les basta con cuatro años? Empiezo a pensar que la potestad que le hemos dado a la lechona, el tamal y la cerveza no tiene tal efecto. Si no, cómo explicar que personajes como los anteriormente mencionados estén entre los 25 “grandes” colombianos.

Solo faltaría que los colombianos vuelvan a votar por Santos o que escogieran a uno de los cinco “huevones” - ¡perdón!-  Huevitos del expresidente Uribe o peor aún, a Clara López. Al parecer la próxima campaña estará nuevamente permeada del marketing, la rumorología cual viejas chismosas  y demás arandelas que tanto dio para hablar en las elecciones pasadas.

Ya veo a algunos buscando un espacio en las campañas para luego poder facturar sus buenos servicios en pro de la patria en algún puestico, otros por el contrario estarán cruzando los dedos para que sigan los mismos. Sí, esos que se quieren perpetuar en el poder porque cuatro años no les alcanza, ¡qué ineficiencia!. Seguramente me invitarán a escuchar a quienes regalan becas en INSUTEC y otros institutos creyendo que cambiando votos por becas están construyendo país.

Al final todo seguirá igual. El mismo presidente, el mismo representante, el mismo concejal, el mismo senador, o bueno, puede que cambie por su delfín que en últimas es lo mismo. Seguirán los mismos indignados en las redes sociales porque tal concejal dijo “mujerzuelas”, “merienda de negros” o tal senador dijo “sexo excremental entre dos varones”. Nos seguirán vendiendo la paz o la guerra según los intereses de nuestros grandes empresarios. Yo continuaré haciendo parte de esa minoría que quiere que esto cambie. A los interesados en mi voto para el gran colombiano les cuento que es para JAIME GARZÓN. –país de mierda-.

“El mestizo primario no constituye un elemento utilizable para la unidad política y económica de América; conserva demasiado los defectos indígenas…

Gómez, Laureano. [1928] 1970. Interrogantes sobre el progreso de Colombia Pág. 56

 

Se diluyó la duda para el progreso, y como era de esperarse el ilustrísimo Miguel Gómez obtuvo la votación más alta a la Cámara de Representantes por Bogotá sin hacer alarde de su linaje político, el cual viene heredado desde hace más de medio siglo. Ya era tiempo de que el país encontrara un líder que pensara en gobernar para la gente de bien.

Eso de subsidiar el mínimo vital de agua, reducir la tarifa de Transmilenio, disminuir los costos en el servicio de aseo y bajar los índices de inseguridad, entre otros, son políticas que no sirven, eso mejor dejárselo a la empresa privada, ellos si saben administrar, sino pregúntenselo al sector salud.

Aunque la historia poco peso tiene y poco come cuento uno de ella, es necesario referirnos al decurso laboral del Dr. Miguel Gómez, quien trabajó en sus inicios con el Dr. David Turbay Turbay como Vicecontralor de la República. Luego cambió de dirección política y trabajó con Juan Manuel Ospina en Asocolflores. Siguiendo los perfumes, fue a Paris en calidad de embajador en Francia bajo la administración Uribe.

Pienso, entonces, qué falta le hace a mi ciudad. Un control adecuado de los recursos públicos al estilo de antaño, como en tiempos del Contralor David Turbay Turbay, quien prestó sus buenos servicios al país, y que presuntamente -¡perdón!- fue condenado por sus vínculos con el Proceso 8000 y el Cartel de Cali.

Pasemos mejor al medio acuático y resaltemos que no hay nada mejor que un delfín bien entrenado, que tenga identidad ideológica, que profese los valores religiosos y políticos, que sepa distribuir la pelota cuando escuche el pito de su entrenador, que pueda regodearse y conservar su estilo creyéndose libre de su acuario. A ese delfín político que mantenga su pureza, y sea fiel, le será entregada la manada.

Cómo le hace falta un culo limpio a mi ciudad: impoluto, como diría un político de bien, y esto no debería ser negociable, deberían conservarse los valores, no perder el puro centro y dejarle a los que saben dirigir nuestra metrópoli. Que pueda salir al parque, como cualquier Arturo por la Calle, con valor, y al arrojar la basura a la cesta, no terminar con la mano negra y untado de tanta podredumbre.

Teniendo en cuenta los nominados a las mejores películas de los premios Óscar, se postularon y a la postre  fueron galardonados por sus dotes en el oficio a las siguientes películas y actores:

En primera instancia se puede pensar, en quiénes podrían protagonizarlas en nuestra realidad política caricaturizada. Para la película “Una aventura extraordinaria”, estaría protagonizada por el representante a la Cámara Miguel Gómez. Quien a través de su revocatoria busca historias de fábula y mitos  para ir abonando “no con basuras” el terreno a la Alcaldía de Bogotá, que parece es el fondo de su aventura llamada: Revocatoria.

Para la película “Amor” estaría protagonizada por el procurador Alejandro Ordóñez, quien muestra el cariño por su hija. Una pobre niña a quien su padre solo pudo darle una sobria y conservadora fiesta con más de 650 invitados en el Country Club para celebrar su boda. Al estilo más tradicional de la fe Católica al Concilio Ecuménico de Trento, autorizado eso si por la máxima autoridad el Papa. Citíca la niña. Ya renunció el Papa, ojalá la niña no renuncie a su matrimonio.

“Los Miserables” un guión adaptado del discurso de “Los pobres de los más pobres” de Juan Manuel Santos, estaría protagonizado por Álvaro Dávila, Emilio Tapia, Julio Gómez, Los Nule, Los Moreno y Compañía que dejaron en caos a la ciudad de Bogotá. Y a propósito qué paso con las concesiones que tenía el grupo Nule a nivel nacional ... (silencio)… porque los miserables a la colombiana no cantan, ni mucho menos tienen musical.

Para la película “Argo” se ha elegido para protagonizarla a un extranjero. Porque solo él puede manejar la rumorología/ficción y puede hacer creer y crear en los demás una realidad paralela. Ver como dicen por ahí con los ojos de la fe: santos donde no existen. Por ello nada mejor, para montar todo un teatro y liberar a los diputados de sus captores que el mismo J.J Rendón.

La siguiente película no solo por su parecido físico sino por su coherencia intelectual, política y moral creo que es el más indicado para protagonizar “Lincoln”, es Antanas Mockus, frases como “el todo vale es la peste de cualquier sociedad” y sobre todo su actuar me hacen pensar que es el  Lincoln colombiano. Si Lincoln luchó por la libertad de los esclavos, Mockus lucha por una democracia  libre de podredumbre.

En la categoría a mejor maquillaje el probable ganador, aunque un premio de segunda línea, por ser poco mencionado en la Academia de Corruptos se otorgaría  al DANE.

En fin, no nos podremos quejar, nuestros libretistas, guionistas y demás tienen mucho material para crear historias, todos los días pasan cosas. Que la multinacional está vulnerando los derechos de los ciudadanos, que tal político está robando y siendo investigado por nexos con grupos al margen de la ley, que el Estado perdió miles de millones de pesos, es decir; nosotros perdimos, que los cafeteros no son la cara feliz de Juan Valdez. Al final de toda esta Cinematografía: Ojo cuando vote. No bote su voto. Por supuesto todo lo anterior representa una pantomima y no se corresponde con la Realidad en absoluto, es apenas un intento jocoso de observar el acontecer nacional.

Para concluir es útil mencionar el trino en Twitter Colombia del Senador Armando Benedetti, que expresó en días pasados lo siguiente, a propósito de actores y actuación: “Los Óscares demuestran q actores son montón de tontos. Los berracos son productores, dueños de los estudios, q jamás salen en los Óscares!”, la omisión sintáctica y ortográfica corresponde al discurso habitual en Twitter y no a descuido del Senador. Un diálogo digno de ganar en cortometraje, lástima que ese premio no existe aún en los Óscar.

Ya era hora de recuperar el futbol característico de nuestra selección. Y aunque tuvimos que recurrir a mano de obra extranjera, en este caso Pekerman para la dirección de nuestra selección  Colombia. Queda demostrado que en ocasiones la intervención de extranjeros es positivo para los intereses colectivos. Ganar la clasificación al mundial, Brasil 2014. Sin embargo hay algunos forasteros que toman parte de nuestros asuntos generando utilidades para su propio beneficio sin importan los intereses generales de un pueblo, haciéndose llamar el jugador numero doce de la selección.

El mismo del comercial que dice que un hincha no nace, se hace. He aquí algunas de sus mejores jugadas, pivoteos y golazos que le han marcado a nuestra nación. Según el diario el Espectador.

  • persisten los reclamos de los trabajadores contra Pacific Rubiales Energy por las excesivas jornadas para la mano de obra.
  • La DIAN inició varias investigaciones contra Pacific Rubiales Energy por presuntas irregularidades en el pago de tributos de renta y ventas.
  • La Contraloría en un informe sobre la renta minera y de hidrocarburos de 2011 hablo en su informe que no se estaba cumpliendo a cabalidad con la reglamentación internacional, en cuanto a las instalaciones.
  • En un diagnóstico de enero de 2012, se sintetizó que posiblemente se podrían estar generando consecuencias fiscales en contra de los intereses de la Nación.
  • Diferencias entre Pacific Rubiales y la estatal Ecopetrol (empresa colombiana), respecto al contrato del bloque Quifa. Lo que debería devolverle Pacific Rubiales a Ecopetrol en esta controversia puede ser del orden de los US$20 millones anuales.

Como es posible que una empresa este generando utilidades para su propio beneficio y la nación no vea este crecimiento que debe ser reciproco a través del pago de los impuestos. Posiblemente sus campañas publicitarias están haciendo efecto en las mentes de los colombianos. No en vano son anunciantes permanentes en reconocidos espacios de la radio (la w radio), la prensa y la televisión. Sin contar que poseen un paquete accionario en cablenoticias.

Esperemos que al igual que nuestra selección Colombia quien recupero su buen futbol y su estilo particular de jugar, nos devuelvan  a nosotros lo justo. No es posible que vengan a nuestra tierras, exploten a nuestros ciudadanos y luego quieran hacer ver bien lo que esta mal. Pero  no nos “angustiemos” Ojala ganemos contra Chile, vamos de visitantes. ¡Ojo! Con el jugador numero doce de la selección Colombia que se apellida Pacific Rubiales, quien quiere nacionalizarse sacando el mejor partido para ellos, haciéndonos zancadilla e impidiendo a los colombianos manejar sus recursos transparentemente. Ojala las entidades de control estén atentas y no se dejen meter un autogol. 

 

Fuente:

http://www.elespectador.com/noticias/investigacion/articulo-334287-los-dilemas-de-pacific-rubiales

 

Página 2 de 3

Palabras Sociales - www.palabrassociales.org