Jueves, 05 Diciembre 2019

 

De pequeños nos preguntaban, ¿Qué quieres ser cuando seas grande?, era ahí cuando podíamos soñar y contestar con ilusión ese tan anhelado sueño del cual ni teníamos idea cuán difícil sería alcanzarlo. Al pasar el tiempo, muchos se desviaron de esa respuesta y otros quizá la siguieron. Sea cual fuera el rumbo a seguir la meta final se llamaba y se llama: ser profesional. Lo triste es que ese tan anhelado sueño, título o cartón que lo acredita, no asegura el éxito ni mucho menos una puerta abierta de un buen trabajo que deseas, mereces y anhelas.

Parece que a muchos cuando ya estamos a punto de graduarnos, nos da miedo, incertidumbre e inseguridad, algo así como una depresión pre-profesionales. Luego de estar cinco años en la Universidad, quizás menos, quizás más ,recibiendo conocimientos los cuales tal vez ya has olvidado , crees quizá que no estás preparado para salir a la vida real, a una vida de sastre y corbata donde veras que fue lo que aprendiste y si de verdad ese era tu propósito a alcanzar. Justo cuando deberías estar feliz por alcanzar ese sueño, resulta y pasa que no es así, pues la realidad es otra, la realidad es que vivimos en un país con grandes tazas de desempleo y con reducidas oportunidades. Quizás ese pánico lo causen aquellas cifras que vemos en televisión donde dicen que la tasa de desempleo incrementó, disminuyó o se mantuvo constante, pero que al final no causan nada porque ese miedo sigue vivo.

La pregunta es ¿hay empleo para los millones de profesionales que se gradúan cada semestre? Se trata de un empleo en el cual podamos desempeñar nuestros cinco años de estudio, con sueldos dignos porque nuestros padres o nosotros mismos invertimos millones en ese estudio, se trata de un empleo donde valgan esas tazas de café en la noche, esas trasnochadas y sacrificios que hoy nos hacen llamar profesional.

Se trata también de ir tocando puertas, porque no todo puede ser miedo e incertidumbre, quizás esos cambios a los que muchos le tememos no son mas que otra oportunidad para aprender y al mismo tiempo avanzar. No puede ser que ese sueño que nos preguntaron cuando chiquitos fuera solo una utopía. 

T.@Victoriacg27

 

 

Contraposiciones, eso es lo evidente por parte de los candidatos. Promesas y propuestas nos dan a conocer en medio de un debate que termina siendo un show. La búsqueda de la paz que ni siquiera hay entre los candidatos. Economía, seguridad y salud, son los principales temas para “alcanzar” una calidad en cada uno de estos aspectos.

Zuluaga quiere ser el presidente de los jóvenes y es chistoso, porque lo evidente es que muchos de nosotros no votaremos por él y sobre todo, nos genera un gran inconformismo. Afirma que no hay una política agropecuaria. Quiere perfeccionar los tratados de libre comercio que ya han hecho y que más bien, ya han afectado a millones de campesinos y a la industria Colombiana. ¿Qué quiere perfeccionar?

Los dos quieren paz. La paz, nace desde cada persona ¿Cómo puede vivir en paz una persona que no ama lo que hace? Alguien que lucha para llegar a tiempo en medio de un inmenso caos, que corre al compás de un reloj, quien vive esperando un fin de semana para olvidar por dos días lo que odia hacer. Eso no es paz y tampoco es paz negociaciones que nunca han dado resultados efectivos.

La seguridad, “se ha retrocedido en seguridad ciudadana porque se pierden jóvenes”. Jóvenes que se están perdiendo en las filas del ejército, prestando un servicio militar obligatorio. Prometen generar empleo, ójala estos empleos sean bien pagos, un mínimo que permita cubrir necesidades básicas. Una salud digna, donde no debamos pedir citas con meses de anticipación para que nos receten acetaminofén.

Lo cierto es que Colombia quiere y necesita un buen presidente, alguien que ejerza su poder de la mejor manera posible. El cual brinde empleos con salarios y condiciones dignas. Paz, una economía buena y estable. Excelente servicio de salud, buena educación y sobre todo, igualdad.

@VickyCa27

 

 

“La música es el territorio donde nada nos hace daño”

Andrés Calamaro.

La música urbana ha ido surgiendo a lo largo de la historia. Se originó en el siglo XX, puesto que en este tiempo existían los materiales suficientes para generar un ritmo acompañado de las voces que cantaban en las calles. Ha ido pasando por nuestros antepasados, como los indígenas, quienes tocaban sus instrumentos y provocaban una serie de ritmos . Se encuentra en diferentes grupos sociales y culturales, además está inmersa en nuestra sociedad y por supuesto en cada persona. En lugares a los que vayamos, no es difícil encontrarnos con este tipo de música, ya que esta tiene la capacidad de fluir, e interactuar con cada uno de nosotros, generando una cultura musical. La música está ligada a estar en diferentes grupos sociales y culturales, por eso cada uno de los ritmos y géneros, tienen una acogida distinta en cada persona, gracias a que cada uno de ellos puede “tocar fibras” en quien la escucha.

En Bogotá es normal encontrar artistas que tocan en las calles, no solo en ellas, también en buses, bares y distintos escenarios. Cada uno de ellos con su música logra causar la sensación de querer más, de escuchar un poco más. La curiosidad que causan estas personas al querer saber por qué tocan allí y porqué lo hacen, es inevitable. A través de un artista urbano podemos contar una historia fascinante, como lo es Walka, que al parecer cuando los vimos en aquella calle Séptima, quizás la más conocida de Bogotá y donde al recorrer esos andenes vimos infinidad de historias, y de un rico paisaje cultural, fueron quienes más generaron nuestra atención y curiosidad.

Ellos son, Walka, un grupo urbano musical que un día recorriendo el Centro de la Ciudad, los vi a lo lejos. Se distinguen de todos los transeúntes que diariamente dejan sus pasos por la séptima, con sus sonidos tan naturales que producen en un ambiente bastante tosco como lo es el de la ciudad. Con cabello negro, largo y lacio se distingue uno de sus integrantes,(Juan Sebastian Tuntaquimba)de aquellos despistados o simplemente de los que no les interesa observar algo más que su destino.

Tocando sus instrumentos, vendiendo sus discos, intentando que su música exploré las entrañas de cada persona que de reojo los observa, nos acercamos e indagamos si tienen un par de minutos para que nos cuenten quiénes son y qué hacen allí. Juan Sebastián Tuntaquimba, uno de los principales integrantes de Walka, se acerca gentilmente a nosotras con una sonrisa que se combina a la perfección de la música que lleva en el alma y con un tono serio pero abierto, nos da la señal de que está en disposición de relatar su historia.

Juan Sebastián cuentas sus inicios sobre el grupo musical , su relato es rápido, pero en él hallo una serie de acontecimientos y datos que realmente, son fascinantes. Algo realmente peculiar y particular de Walka, son sus temas, los cuales son inclinados hacia un mensaje: Cuidar naturaleza y medio ambiente,la Pacha Mama, como ellos la llaman. Claro está que lo manejan de esta manera, por sus raíces, amor hacia su cultura y por supuesto a la tierra, pues como indígenas, es su deber. Pertenecen a la comunidad “Quichua Otabalo”su música es tradición, viene de sus antepasados y familiares: tios, primos, abuelos y bisabuelos.

Giras, concursos y encuentros culturales por Estados Unidos, Europa y más recientemente en Rusia, son varias de las cosas que Juan Sebastián, cuenta con calma , no solo son giras, concursos y encuentros, también proyectos y la esencia que este plasma al momento de contar las historias que son fascinantes para su grupo urbano musical Walka.No solo se centra en el recorrido del grupo por el mundo, pues asegura que todo lo han hecho con la voz de la música, sino también en la participación que han tenido con artistas de alto reconocimiento, como lo son: Andrea Echeverri de Arteciopelados, Juanes, Manu chao, Andrés Cepeda e infinidad de artistas reconocidos. Gracias a estas fusiones, con dichos artistas, lideran proyectos llevando a las personas el mensaje que siempre desean “Cuidar la pacha mama” (la tierra).

A pesar de que son un grupo con bastante recorrido musical y con mucha experiencia, producir los discos es bastante caro, por esta razón los venden en la séptima y al mismo tiempo dan a conocer su música. Walka se ha presentado no solo en Colombia tambien en otros países, su sencillez y humildad, sin conocerlos se puede divisar, son personas realmente accesibles, no por ser reconocidos, pierden su sencillez. Walka se puede describir como un grupo, con: humildad, dedicación, profesionalismo y que gracias a la música han recorrido el mundo. Son un grupo dispuesto a darse a conocer, a llevar un mensaje y sobre todo a seguir creciendo en su inigualable carrera musical. Ni mayores ni menores a cualquier persona que decide votar una moneda en su empaque de guitarra o de flauta que se está enfrente de ellos, mientras interpretan alguna canción, sonríen amablemente y promocionan sus discos.

Walka demuestra que con música, y mensajes positivos se puede hacer la diferencia y sobre todo, recorrer el mundo llevando el mejor mensaje. Que aquel cliché de que la música “callejera” por decirlo de alguna manera, es mala y no transmite nada, esta vacio y carece de sentido. Al escuchar sus canciones instrumentales o esas que tienen voces propias de la montaña, realmente aprendimos que en cualquier lugar esquina o donde uno menos lo imagina, esta la música más poderosa, la cual desborda riqueza en todo el sentido de la palabra. Donde detrás de un grupo, el cual toca alegremente, se esconde la mejor historia.

T. @VickyCa27

 

 

Ante el cambio mediático y generacional que brindan las tecnologías de la información y la comunicación, estas transformaciones permiten hoy a los usuarios diferentes niveles de comunicación y dan lugar a experiencias de intercambio social. El cambio de época obedece a una serie de factores de la que hoy en día disfrutamos y aprovechamos, hasta el punto que abusamos.

La tecnología digital al reducir las imágenes, palabras y sonidos optimizan el uso que le dan sus usuarios y facilita la manipulación de los contenidos. De este modo se genera una serie de procesos, intercambios, producción y consumo simbólico. Al ser los flujos masivos reducidos a pequeñas pantallas donde adquirimos información sin la necesidad de movernos ¿Cuáles son las transformaciones sociales y culturales que esta revolución está generando?

La situación actual se presenta como un desconcierto y también como una incertidumbre, según algunos teóricos. Lo que es evidente es que ahora, todos, estamos inmersos en un cambio cultural que generó la aparición de las tecnologías, podemos leer el periódico rápidamente en una pantalla, sin necesidad de salir e ir a buscarlo, descargar libros y no comprarlos, encontrar música sin pagar y miles de beneficios que nos brinda hoy la tecnología, pero que tal vez a los que viven de ese mercado, los está afectando.

El término “nuevas tecnologías” no sería el adecuado para los cambios acelerados que vivimos, porque lo nuevo ahora ya es obsoleto mañana. Estamos en una revolución que nos obliga a sumergirnos en los nuevos beneficios que esta nos brinda. Es claro que las nuevas tecnologías están produciendo cambios bastante significativos en ámbito económico y social, como también en el conjunto de relaciones sociales. Quizás hasta ahora este sea el principio de una revolución digital.

T.@VickyCa27

 

“La prensa no solo es el arma más poderosa contra la tiranía y el despotismo, sino el instrumento más eficaz y más activo del progreso y de la civilización”

Francisco Zarco

Plataformas, redes sociales e información inmediata. Cada vez hay más oportunidades para publicar contendidos, pero aún así la censura a periodistas es una realidad.

Actualmente existe el derecho autónomo de los individuos a publicar sus opiniones, incluso ahora hay más medios para poder hacerlo. Sin embargo, los medios y periodistas están sometidos a la censura. Hoy en día Colombia se sitúa como el segundo país del continente con mayor riesgo para la libertad de información, según el reporte actual de Reporteros sin Frontera (México es el primero).

La verdadera tragedia contra el periodismo colombiano se ha producido por la violencia directa ejercida contra los periodistas por parte de quienes no permiten que la verdad sea publicada, gracias a intereses políticos o económicos. El narcotráfico, la guerrilla, los paramilitares han participado en las amenazas y asesinatos contra periodistas y a la vez han creado y generado miedo contra estos, siendo la libertad de prensa un derecho fundamental en la Constitución Política de Colombia.

“Se garantiza a toda persona la libertad de expresar y difundir sus pensamientos y opiniones, las de informar y recibir información veraz e imparcial, y la de fundar medios masivos de comunicación. Estos son libres y tienen responsabilidad social. Se garantiza el derecho a la rectificación en condiciones de equidad. No habrá censura”

Hay periodistas asesinados y censurados. Siendo un derecho establecido no es respetado, existe miedo y fines que tergiversan la información. Se olvida que somos prensa libre, pluralista e independiente y que además es necesario informar con contenido real y no tergiversado

T.@VickyCa27

 

 

Actualmente el periodista debería cumplir un papel distinto al que ahora desempeña en el conflicto. Gabriel García Márquez, dijo a Darío Arizmendi, en una entrevista: “Colombia no se va a acabar por la culpa de la guerrilla, los paras y los narcos. Se va a acabar por el mal periodismo que se hace”. Todo debería consistir en contar las historias no desde los victimarios, sino desde las víctimas, desde la cultura popular. Deberíamos contar estas historias desde las voces del pueblo y al mismo tiempo, aprender a escucharlas, visibilizarlos, desafiando la censura y la autocensura.

También es necesario entender y conocer la fuente para cubrirla “Si conozco el contexto, escucho a las víctimas y denuncio, puedo tocar sensibilidades”. Sensibilidades que se han perdido con las nuevas tecnologías. Las cuáles deberían ser nuevamente tocadas, pues gracias a la cantidad de información que ahora recibimos, la gran mayoría de esta no genera nada en el espectador. Ese es uno de los retos para nosotros, quienes nos estamos formando en esta profesión. Tenemos un poder, el poder de contar nuevas historias, de crear nuevas ideas, de cambiar el estereotipo que le han dado a nuestra profesión. Si tal vez seguimos colocando nuestra atención en aquellos dos canales que solo engrandecen a los victimarios y no van más allá de lo que hemos aprendido en la academia, la historia se seguirá repitiendo.

Ahora el reto es de nosotros, de ser corresponsales de la paz y no de la guerra, donde miremos el conflicto armado en el contexto de los demás conflictos y tener la obligación de verlo desde otra óptica: La Política. Las verdades no deben consultarse solo desde una fuente, debe ser desde todas, para así poder escuchar todas las voces. Ahora tenemos una gran cantidad de herramientas que antes no existían y que nos acercan a los espacios, en donde podemos publicar para así generar interés. Ese es nuestro papel.

T.@VickyCa27

 

 

 

 

“Cuando me preguntaron sobre algún arma capaz de contrarrestar el poder de la bomba atómica yo sugerí la mejor de todas: La paz.”

Albert Einstein

Hablar de paz en Colombia es volver al pasado, para recordar cuales han sido los sucesos cruciales que marcan la historia Colombiana. Las negociaciones de Paz y también los sucesos de guerra son los dos puntos más importantes para abarcar la historia de las negociaciones de paz en Colombia. ¿Por qué Colombia no ha podido llegar a un proceso de paz?

La historia comienza con el proceso de paz de Belisario Betancur entre 1982 y 1986. Desde el inicio de su gobierno planteó la necesidad que tenía Colombia para iniciar un proceso de paz. Planteo también realizar diálogos con la guerrilla y grupos ilegales para llegar a un acuerdo negociado con el conflicto armado. Introdujo dos elementos al discurso político nacional: el primero reconoció que la oposición armada era un actor político y que era necesario abrir un diálogo con ella. El segundo planteó que Colombia, requería un proceso de apertura democrática. En este tiempo al conflicto no pudo ponérsele fin ni tampoco ningún tipo de acuerdo en ningún ámbito, ya que desde el principio del gobierno de Belisario faltó apoyo político.

En el gobierno de Virgilio Barco el terrorismo constituyó el problema más fuerte de su gestión. Las gestiones de paz desarrolladas permitieron llegar a un acuerdo con el M-19 por el cual, el grupo se desmovilizo y así mismo, inicio su participación en la vida política institucional. Estos alcances se vieron amenazados luego del asesinato de Carlos Pizarro, Bernardo Jaramillo Ossa y Luis Carlos Galán Sarmiento. El gobierno desarrollo programas destinados a la rehabilitación de las zonas de violencia como, el Plan de Rehabilitación.

Su objetivo era legitimar el Estado y deslegitimar la guerrilla. Lo cual desencadeno perdida de las negociaciones en tres años, rompimiento de los acuerdos de cese al fuego, crecimiento del conflicto con la guerrilla.

En el poder de Cesar Gaviria se presentó una gran crisis política y revuelta social luego del asesinato de Luis Carlos Galán, gracias a esto el electorado voto por la idea de elegir una asamblea constituyente. Los resultados fueron, un país más democrático pero más violento. El gobierno de Cesar Gaviria promovió una nueva constitución (Constitución de 1991). Llevo a cabo aún más procesos de paz que terminaron con la participación de grupos guerrilleros en la Asamblea Constituyente. Procesos que tampoco pudieron llevarse a cabo.

Ernesto Samper restauro la concepción política del conflicto armado Colombiano. La guerrilla siguió siendo un actor político por esos tiempos, incluso ahora también lo es. Luego de Samper vino Andrés Pastrana quien con sus diálogos de paz con las FARC logro acercamientos, con gestiones y negociaciones. Los procesos de dialogo estaban acompañados por gobiernos de varios países, organizaciones no gubernamentales, organizaciones multilaterales. Estos diálogos tuvieron también una serie de inconvenientes. Las FARC abusó de los propósitos con que se había iniciado el proceso, por ejemplo una zona desmilitarizada en la región del Caguan, desconocieron acuerdos firmados. La presión de sectores políticos y de la cúpula militar creció contra el presidente Pastrana. Los diálogos con las FARC solo desarrollaron aumento de sus ganancias a través del narcotráfico, más secuestros, extorsiones, robos, narcotráfico y un sinfín de masacres que hasta el día de hoy siguen sucediendo, donde al parecer, negociaciones, diálogos y acercamientos no han servido para nada.

 

Álvaro Uribe Vélez prometía en su gobierno varios puntos, entre ellos, se encontraban:

  1. Brindar seguridad democrática
  2. Control del territorio y soberanía nacional
  3. Control y reducción de la organizaciones armadas al mando de la ley

Entre otros, que prometían paz y seguridad a la región Colombiana, en esos tiempos brindo seguridad, una lucha contra los grupos armados, tal vez por la relación tan cercana que tenía y tiene con los grupos armados

Juan Manuel Santos en su gobierno “busca la paz con justicia social por medio del diálogo” afirmando que “no se repetirán errores del pasado”, las negociaciones se basan en acuerdos, que por ahora no son evidentes, puesto que a pesar de intentos hace varios años, acuerdos y discusiones la paz en Colombia no logra conseguirse.

Todos claman la paz pero aún a pesar de tantos intentos fallidos, no se consigue hay muertes, hay robos, corrupción, infinidad de malas noticias que nos hacen saber: La paz no existe en nuestros días. Marchas, gritos de clamor que desean la paz, no han servido para nada, pues si seguimos dejando que nos gobiernen los principales causantes de la guerra, difícilmente la paz se consiga en nuestro país.

T.@VickyCa27

 

 

 

Quizás por mejores oportunidades económicas, académicas o laborales hoy, gran parte de colombianos deciden  ir a conocer y arriesgar oportunidades en otro país  que probablemente son más prometedores y esperanzadores. ¿Cuál es la situación actual de Colombia? ¿Qué motiva a sus habitantes a migrar a otro país? ¿Los beneficios y oportunidades que brinda Colombia son suficientes para sus habitantes?

O tal vez solo por probar suerte los colombianos deciden arrancar a conocer nuevos horizontes. Según una investigación del portal colombianewyork (ver nota) son seis mil millones de colombianos los que ahora residen en el exterior.

Joel Bonilla  hace parce  de esos seis mil millones de colombianos que decidieron probar suerte fuera del país. El conocimiento de quienes estaban en  la música,  las herramientas ofrecidas y la manera en las que podía aplicarlas a sus conocimientos no llenaron sus expectativas. Fue a partir de ello cuando empezó a indagas mas acerca del estudio en otro país “ logré entender que podría arriesgarme a nuevos horizontes, pasando exámenes y pruebas para lograr una beca o al menos media como estímulo de motivación, después de haber logrado esa mitad de beca y habiendo ya conocido el país meses atrás  donde estudiaría antes de viajar, pude entender que mis expectativas eran ciertas y que allí encontraría más de lo que pedia” Tener posiblidades laborales ante de la mitad de su carrera, lograr una economía estable “donde en Colombia debes esperar terminar tu profesión para empezar a pasar hojas de vida sin tener la certeza de que lo lograras, presentándote a diferentes lugares o  también ser un porcentaje de los dichosos en lograr un puesto laboral, o tal vez finalmente ser una persona afortunada con un trabajo donde ni siquiera está desarrollando su profesión” Todas esas oportunidades hacen que definitivamente este seguro de estar en otro país. El estudio le brinda más avances, profesionales, tecnológicos, disciplinarios. Garantías de un trabajo estable. Encontrar tantas posibilidades lejos de su familia, es triste. Sabiendo que allí encuentra más desea volver a su país “volvería por la justa razón de llevar todo lo que tengo  y he aprendido para desarrollar algo nuevo en mi país, estableciendo nuevos diseños y estrategias para fortalecerlo. Es el lugar donde crecí y a donde me gustaría saborear aún más lo que otros países nos brindan.”

 

T.@VickyCa27

 

 Una difícil situación económica que afecto a Argentina en los años noventa y principios del dos mil, desato muertes, hambre e injusticias en todos sus habitantes. La política juega  un papel importante en esta situación, puesto que gracias al poder poseído,  la situación que vivió Argentina hace unos años desencadenada por  leyes, mandatos impuestos se vio gravemente afectada. 

La estabilidad de los precios en Argentina fue tal vez el principal problema que llevo a la crisis. El estado no pudo pagar deudas externas, la disminución del producto interno bruto genero los efectos anteriormente nombrados. La creación de una nueva moneda  y el golpe de los salarios en periodo de crisis empeoraron  la situación.  Argentina perdió credibilidad de sus inversores, sus habitantes retiraron  su dinero de los bancos y el gobierno prohibió  el retiro de dinero lo que causo la indiganacion y descontrol de los ahorradores, quienes salieron a las ciudades y calles principales del país protestando por ello, marchas que desencadenaban caos, esta protesta fue llamada “el cacerolazo”. Al principio solo eran manifestaciones ruidosas pero con el tiempo se produjeron saqueos, destrucciones y vandalismo.

Enfrentamientos entre policías ciudadanos, incendios, muertes y caída del gobierno, evidencian como el mal manejo de la economía de un país por medio de quienes tienen el poder (sus gobernantes) y lo manejan mal desencadenan protestas que terminan de la peor forma. 

 

Palabras Sociales - www.palabrassociales.org