Viernes, 21 Febrero 2020

prueba.jpg

Menos Cero

Written by J. Ricardo Muñoz
Rate this item
(0 votes)

La necesidad de simplificar la vida implica revisar que en el intento no terminemos peor.

Luego de que el gobierno nacional incluyera en la agenda legislativa un proyecto de ley para eliminar tres ceros en la moneda nacional, se suscito un debate nacional que tiene diversas aristas, precisiones e imprecisiones que vale la pena analizar. Primero, no es cierto que con la eliminación de los ceros los colombianos tendrán un menor nivel de riqueza, simplemente tendrán una reducción de caracteres en sus estados financieros, es decir que si una persona devenga un salario mínimo hoy por $566.000, con el cambio tendrá $566 pero le alcanzaran para lo mismo, ósea para poco.

 Es cierto que con la eliminación se facilitan las grandes transacciones comerciales y financieras, se gasta menos papel, se ahorra tiempo, se consume menor espacio en los servidores… aunque tal vez se dificulten las pequeñas transacciones, las del ciudadano de a pie (uso esta expresión para mayor comprensión, aunque no la comparto). En distintos medios de comunicación analizaban el tema, con tanta imprecisión que cada vez que hacían cuentas profundizaban su error. Me explico, un reconocido analista comentaba que un artículo que costaba 1500 pesos pasaría a valer un peso con cinco centavos, luego reflexionaba y cambiaba la cifra por un peso con cero cinco centavos, mas tarde lo aproximo, y concluyo por dejarlo en dos pesos; craso error. Este es el mayor argumento, muy simple. Pero revelador, de la complejidad que puede representar, en un país sin educación financiera, el cambiar la moneda eliminándole tres ceros.

 El tema cultural, psicológico y educacional es el mayor de los problemas al presentarse el cambio de la moneda; el periodo de transición seria, por no decirlo menos, un caos; no todas las personas asimilarían el tema con rapidez, y en un país en el cual se tiene que convivir con avivatos, mañosos, corruptos y uno que otro congresista, esto podría representarles la oportunidad de sus vidas. No es cierto que con el “menos cero” se dé una revaluación o devaluación (dos términos que significan lo mismo para algunos periodistas) del peso frente a la moneda internacional de referencia que es el dólar; el dólar que hoy vale 2000 pesos, con el cambio valdrá dos pesos, punto. 

Es cierto que puede haber inflación. Los pequeños comerciantes, más aun los grandes, pueden verse tentados a subir sus precios, aproximándolos a la unidad. Para que haya control en la materia se requiere un control estatal supremamente fuerte que vigile el proceso transicional de moneda, y posea las herramientas necesarias para hacerlo. El proyecto de ley que se presentara al congreso contempla este punto estableciendo esta función a la Superintendencia de Industria y comercio; considero que para tal efecto la super debe ampliar su espectro de vigilancia y control, como está ahora no resultaría eficaz en el proceso.

Un punto adicional es el tema de los costos que el cambio de moneda traería consigo; el Banco de la Republica lo estima en un poco más de 200 mil millones, o 200 millones en moneda futura, cifra ostentosa pero razonable si se observa la magnitud del asunto. En este aspecto inquieta si la cifra incluye solamente el cambio de la moneda (monedas y billetes) antigua por la nueva?  O si también contempla los costos de una campaña de educación? y si estima los costos de producción de las recién emitidas monedas (solo monedas)? entendiendo que este dinero se habrá gastado en vano, pues el costo de adquirir un nuevo bien, en este caso, es el costo per se del bien, sumado el costo de deshacerse del viejo que está casi nuevo.

Por último, para concluir – el tema da para un libro-  preocupa además la deuda contingente de los particulares y del gobierno, es decir la deuda que aun no se ha pagado.  Que pasara con las demandas que tiene el Estado? Independientemente si salen a su favor o en contra serán canceladas con ceros o sin ceros? Si gana un pleito que había demandado con ceros, lo debe pagar sin ceros, o con ceros dado que no puede haber retroactividad en las leyes. Igual aplica para un particular; en fin ese es un tema para profesionales del derecho, no para uno de la ciencia lúgubre. El tema estará a la orden día por algún tiempo, mientras queda esperar y continuar atendiendo asuntos de mayor importancia y urgencia.

Twitter. 

https://twitter.com/jricardocm

 

Read 2183 times

Palabras Sociales - www.palabrassociales.org

Bogotá - Colombia Cel: (57) 3105601719