Martes, 07 Abril 2020

prueba.jpg

La innovación a través de los Clusters

Written by Elkin Castells Murillo
Rate this item
(0 votes)

Hoy por hoy la competividad se ha convertido en tema central para el desarrollo económico. Académicos y empresarios lo formulan como herramienta para impulsar la productividad y generar nuevas fuentes de trabajo. No obstante, para ello es necesario articular los recursos productivos disponibles dentro de una concentración geográfica determinada. Estas “asociaciones” se denominan  “Clusters”, que ni más ni menos, son la puesta en marcha de proyectos conjuntos de una actividad productiva común. Esta concordancia impulsa la promoción del sector productivo, crecimiento socio-económico, desarrollo  cultural, promoción de las cadenas de valor e innovación tecnológica y competitiva.

La innovación empresarial a través de los clústers es, sin lugar a dudas, un componente revolucionario para la adecuación de todas las capacidades organizacionales, adecuando paulatinamente un criterio innovador, basándose en una formulación justa para explorar nuevos mercados y alternativas industriales. Esto las lleva a romper muchas barreras de estancamiento productivo y comercial. Cabe tener en cuenta, que Insumos tan importantes como la tecnología, el recurso humano y el liderazgo, son sistemáticamente los eslabones precisos para conectar uno a uno los sectores locales. De esta forma, los objetivos colectivos comienzan a visualizarse, ejecutando nuevas competencias y procesos productivos fuertes y claros, facilitando de esta manera una mecánica ajustada para el emprendimiento y desarrollo económico local.

Bien lo dice el gurú del neuromarketing, Jurgen Klaric: "el que no está dispuesto a la innovación simplemente esta muerto".Básicamente, Porter propone en su teoría incorporar los elementos disponibles de una región o sector económico estratégico con algunas características particulares como la concentración geográfica, la identificación del nicho productivo, el marco geográfico adecuado, la infraestructura, la sectorización de cadenas productivas y el interés común, las cuales ofrecen ventajas potenciales a la hora de percibir tanto la necesidad como la oportunidad de la innovación, facilitando flexibilidad y capacidad para convertir rápidamente las nuevas ideas en una realidad. Por ejemplo, los israelíes sorprenden por su capacidad de producción innovadora, fortalecidos por alianzas estratégicas entre la industria y las universidades, implementando desarrollos tecnológicos e investigaciones, posicionándose así a la vanguardia de la productividad. 

Los países miembros de la UE han implementado los clúster en su política pública como estrategia para responder a la altura de los objetivos del milenio. Se calcula que el 38% de los empleados europeos han trabajado en organizaciones que integran algún cluster. En Estados Unidos el panorama no ha sido diferente. La implementación este modelo se ha liderado a través del Instituto de Estrategia y Competitividad de la cual hace parte Porter, con resultados sorprendentes.

De otra parte, la implementación y práctica de los clusters en Colombia  ha tenido la iniciativa de dos grandes organizaciones: el  Consejo Empresarial Colombiano para el Desarrollo Sostenible (CECODES) y la Red Adelco (Red de Agencias de Desarrollo Local en Colombia). Estos organismos han denominado “Negocios Inclusivos” a las cadenas productivas, los cuales son proyectos empresariales económicamente rentables, con responsabilidad social y ambiental, que integran conexiones de valor productivo de las comunidades de bajos ingresos y mejoran su calidad de vida.

En la regiones, las Cámara de Comercio junto a sectores públicos y privados, se han dado a la tarea de desarrollar los Clusters en la región, direccionado un marketing territorial similar al del Eje Cafetero y Santander, valorando fortalezas como la gastronomía, el turismo, el folclor y la biodiversidad. Sin embargo, la gran dificultad para su implementación es la informalidad comercial y jurídica de algunos comerciantes tradicionales, dificultad que se convierte en uno de los desafíos que se deben superar para enfrentar los retos que representan los tratados de libre comercio, la innovación alternativa y la creatividad propia de nuestra gente. Sin duda alguna, esto permitirá aproximarnos a una competividad real y efectiva.

“La innovación se ha convertido en el desafío de la competitividad global. Para gestionarla bien, las empresas deben aprovechar el poder de la ubicación en el terreno de la creación y comercialización de nuevas ideas”, Michael E. Porter

Read 2033 times

Palabras Sociales - www.palabrassociales.org

Bogotá - Colombia Cel: (57) 3105601719