Jueves, 12 Diciembre 2019

Para Petro el alcaldillo

Written by
Rate this item
(0 votes)

Yo no camino con tranquilidad. Me cuesta mucho trabajo andar por ahí sin temor, sin miedo, sin esa maldita zozobra mezquina, grosera, miserable,  que me anuncia que algún malhechor camina siguiendo mis pasos, esperando el lugar indicado para sujetar mi cuerpo con fuerza y obligarme a que rápidamente le entregue mis míseras pertenencias.

Soy un bogotano con delirio de persecución, soy un bogotano inseguro, gallina y delicado. Esta claro que el papel que debo desempeñar dentro de mi ciudad no es el de un valiente ciudadano, ni mucho menos el de alguno ejemplar. Solo soy uno más de esos tipos que con su existencia colabora a que todo funcione como no debe funcionar, a que los que creen hacer lo correcto me señalen con vergüenza ajena, me apunten con decisión y sin compasión.

Aun así, siendo lo poco que soy y dando tan poco de mí, merezco tranquilidad. También pago impuestos. También en mi cedula dice que soy bogotano. Tal vez no un buen bogotano pero lo soy. Merezco poder caminar por las calles de mi ciudad con la misma tranquilidad con la que transito el pasillo de mi cama, al baño de mi cuarto. Tranquilo, sin miedo a que me roben o me ultrajen, sin miedo a que algún mal humorado interrumpa mi camino y deje un mal recuerdo en mí.

Algo se tiene que poder hacer, algo tiene que poder hacer usted señor alcalde, que aunque no es mi alcalde por mi voto si lo es irresponsablemente por los muchos insolentes que no votaron, que prefirieron hacer cualquier otra cosa antes que salir a la urnas y evitar que un petardo como usted llevara las riendas de mi ciudad. Debo decirle que estoy molesto, disgustado con usted y con su administración. Estoy algo triste también. No esperé tampoco menos de usted, por eso mi voto no fue para usted.

No quiero que usted siga manoseando y estropeando en ese proceso los intereses de mi ciudad. Quiero pedirle con respeto pero muy molesto, que sepa y piense muy bien las decisiones que toma, porque no es su pueblo el que esta en juego señor alcaldillo, es la capital del país que con suerte no lo tendrá a usted de presidente. Porque si es verdad que somos tontos. Tontos como para votar por Uribe, o por Samuel Moreno, somos los tontos que no leemos pero si nos tragamos con deseos cuanta basura nos embute la televisión nacional, la verdad es que si somos tontos, pero no tan tontos como para permitir que usted llegue a la presidencia. No tan tontos como para sentarnos y esperar inertes a que usted termine por destrozar lo que nos queda de capital. A que se le termine todo y no le quede nada que regalar o subsidiar. No somos lo suficientemente tontos.

Por suerte dentro de la maltrecha constitución que usted ayudo a redactar hace ya varios años, esta contemplada la revocatoria del mandato. Y como un acto de justicia (aunque sea simbólico) le vamos a clavar la revocatoria. Y se la vamos a clavar con gusto y mucho placer, placer colectivo y placentero. Si debo aceptar que me causa placer saber que un tipo como usted se verá obligado a dejar su cargo por la insatisfacción del pueblo tonto que lo dejó elegir.

Por todo lado y todos los días veo personas firmando la revocatoria, impulsada por un político que a diferencia de usted, tiene el trasero limpio y sin cicatrices vergonzosas. Por esa razón yo también soy uno más, uno que ya firmó con placer y uno más que a diario impulsa una salida a esta encerrona que usted esta tramando.

Si por error yo fuera usted, renunciaría. Al cargo de alcalde y al de ciudadano colombiano, a la política también. Si yo fuera usted me cambiaria el nombre por uno que no genere repudio y asco, Laisa tal vez seria un buen nombre, apropiado y seductor,  

Mientras usted sigue buscando la manera de hundir mi ciudad, y piensa que más regalar irresponsablemente a la masas menos suertudas de mi ciudad, yo seguiré buscando personas sensatas, centradas y ordenadas, capaces de entender el crimen que usted esta cometiendo y por ultimo terminen por firmar su revocatoria, 

Read 3040 times
Giovanni Acevedo

Bogotano irreverente, sincero, directo y crudo para decir lo que piensa. Escritor, columnista crítico y promotor del voto joven, del voto inteligente. Para muchos políticos, una piedra en el zapato, una fastidiosa realidad.

www.facebook.com/giovanni.acevedo.73?fref=ts

Palabras Sociales - www.palabrassociales.org