Miércoles, 03 Junio 2020

¡Se puteo el amor!

Written by
Rate this item
(0 votes)

Por: María Alejandra Amaya

 Y si el amor se viste de prostituta, una linda, buenona como dirían algunos, ni siquiera así entenderían los abuelos de más de 60 años, lo que ha pasado con este sentimiento. Si me preguntarán, diría que sí; estoy ofendida, sorprendida e indignada y escribo esto con todas esas emociones reunidas.

No me parece posible, en mi mente no hay espacio para esa idea, llámenme moralista, podría decir que hasta lo soy. Pero es que el amor no es una prostituta, el amor no se “Putea” no se regala a cualquiera, no se vende, no se entrega fácilmente, o por lo menos no uno verdadero. Yo no sé qué tipo de amor estamos acostumbrados a sentir, o si existen clases o niveles, para mí el amor es uno solo y punto, dejen de decirme “que es su manera de querer” o  “esas son sus demostraciones de amor” por favor ¿A quién engañamos? Si esto es una verdad pública, cuando se ama se respeta, es un sí o un no definitivo, no existen escalas de grises.

Dejemos de decir te amo a la ligera y de estar utilizando esta palabra para todo, ahora todos aman y “a su manera” a mí que me ame por favor alguien, que me respete y me sea fiel, no alguien que diga amarme y al mismo tiempo le de los besos a otro igual que a mí.

Eso no es amor. Por lo menos no para mí. ¡Gracias pero paso! Estoy a dieta de las relaciones hipócritas, de los hombres y mujeres “perfectos” que debajo de la mesa están acariciando las piernas del vecino. Solapados a la vista, que dicen no hacer nada y hacen de todo. No sirvo para vender lo que no soy punto.

¿Qué paso con la palabra lealtad? ¿La eliminaron del diccionario y no me entere? ¿Por qué es tan difícil, diría IMPOSIBLE, encontrar alguien leal? – Antes de continuar, necesito hacer la salvedad de que no escribo esto por un caso personal en este momento, si me han engañado y he llorado, pero ahora no es el caso, tampoco estoy peleando con mi pareja, lo escribo simplemente porque me indigna ver todos los días las parejas perfectas, alimentando su mundo de mentiras, cuando ellos mismos saben  que es más fuerte un castillo de naipes en medio de un tornado.

Es quizá un grito al viento,  nadie le haga caso y todo siga igual, sólo espero que  el amor que a mi vida llegue no este vestido de prostituta y sea verdadero, porque no me perdonaría alimentar mi felicidad a través de una doble moral… al fin y al cabo ni felicidad sería.

-Inspirado en todos aquellos que han dicho amarme pero a su manera. Muchas gracias a esos tantos.

T. @Aleja_Amaya

Read 1735 times
Maria Alejandra Amaya

Soy la misma Bogotana, despeinada y consentida, de ojos claros que nació hace 22 años. Aquella que se pierde algunas veces, la que nunca llama y no contesta los mensajes, la novia fiel, la hija desobediente, la de pocos amigos, la que todos ven pero pocos conocen. A la que le gusta el arequipe y escribir por las noches, la hija de un hogar sencillo, con dos hermanas y los mejores abuelos… La de mil errores y pocos aciertos, la rebelde según su madre, la enamoradiza que quiere vivir la mejor historia de todas, aunque se pierda en un mar de intentos fallidos. A la que le encanta bailar, la que se ríe duro, la indiscreta y desparpajada, la de polos opuestos, esa misma que prefiere el arrunche a la fiesta, un helado a la cerveza, un beso a cambio de un regalo y un momento en vez de una palabra

www.facebook.com/alejita.amaya.33

Palabras Sociales - www.palabrassociales.org

Bogotá - Colombia Cel: (57) 3105601719