Viernes, 28 Febrero 2020

prueba.jpg

Miércoles, 10 Mayo 2017 13:13

Que no nos hagan trizas el acuerdo

Por: Juan David Torres

Semanas atrás, le fue prohibida la entrada al Congreso a Iván Márquez, de las Farc, y a Pablo Beltrán, del ELN, en el marco de la clausura del Congreso Nacional de Paz, la cual se llevaría a cabo en ese recinto. Como era de esperarse, la medida molestó a la mayoría de los defensores del acuerdo de paz, los cuales apelaron a una plétora de argumentos para defender la idea de que los comandantes de las guerrillas pueden recorrer el territorio nacional dictando cátedras de paz, tal y como lo han venido haciendo en distintas universidades, foros y hasta en la feria del libro. No obstante, esta defensa contumaz de cualquier exceso en nombre del acuerdo, la cual, por cierto, fue crucial para perder el plebiscito, resulta nuevamente poco práctica en la tarea de granjearse el apoyo de los enemigos del acuerdo. Peor aún, fortalece a la extrema derecha en su empresa de, siguiendo a Fernando Londoño, “hacer trizas el acuerdo”.

Entre el galimatías argumental destacaba la alusión al “prefiero verlos haciendo x acción que en el monte disparando”. El problema de este razonamiento es que no aplica para el contexto actual, en cual las partes ya han firmado el acuerdo y se han comprometido a cumplirlo. En otras palabras, la tesis del costo-beneficio no se puede aplicar cuando ya se han pactado los costos a incurrir y se comienzan a percibir los beneficios. En términos coloquiales, se puede afirmar que los sapos ya fueron tragados. Lo que hoy importa es que se cumpla lo pactado y que se garantice su estabilidad en el tiempo.

Ahora bien, se podría aducir que parte del compromiso del Estado es abrir estos espacios a los miembros de la guerrilla. Que ese sapo se acordó. Sin embargo, una revisión exhaustiva del acuerdo permite concluir que esto no hace parte del cronograma estipulado para el desarme y la desmovilización. Nunca se pactó que los comandantes guerrilleros podrían desfilar por el país dictando cátedras de paz, las cuales no son más que un eufemismo para el lanzamiento de su campaña política. No es buen mensaje para una ciudadanía escéptica. Si realmente fueran estratégicos, en el sentido de ganarse el apoyo de los enemigos del acuerdo, no estarían presumiendo campantes sus ínfulas de victoria, sino que contribuirían a acelerar el proceso acordado.

Por su parte, los tiempos de proselitismo político vendrán una vez la guerrilla haya cumplido con lo básico (desmovilización y definición de su situación jurídica) y se haya formado como un movimiento político. En ese momento contará con lo que le prometió el Estado: espacios de participación política y financiación.

De esta manera, la cuestión yace en los tiempos. Hoy lo importante es que se agilice la transición de la guerrilla hacia un movimiento político. Ahora bien, mientras los miembros del secretariado le den una mayor prelación al proselitismo político previo a la entrega de armas y a su paso por la JEP, la percepción ciudadana será la de que los acuerdos no están siendo correctamente implementados. Este es un terreno fértil para la extrema derecha, la cual se encuentra organizando, literalmente, una cruzada para acabar con lo pactado.

A modo de reflexión final, vale la pena recordar que, en medio de la zozobra por defender el ingreso de los guerrilleros al Congreso, se apeló a una idea perversa: que, si Mancuso y sus secuaces fueron recibidos en el recinto hace trece años, ¿por qué se le iba a negar hoy la entrada a los guerrilleros? Es un argumento desafortunado que refleja una moral invertida. Una sociedad democrática debe abogar por eliminar, más no acentuar, esa vieja costumbre de permitirle la entrada a personajes que no han saldado sus cuentas con la justicia a las instituciones del Estado.

Twitter @TorresJD96

Published in Artículos

Senador del Partido Alianza Verde, nació el 25 de Noviembre de 1960 en Puerto Boyacá, Boyacá, Estudió Derecho en la Universidad Externado de Colombia, realizó su especialización en Derecho Público Comparado en Italia, además hizo su maestría en España en Relaciones y Derecho Constitucional, ahí mismo está desarrollando sus estudios de Doctorado.

Cargos desempeñados

·       Gobernador de Boyacá 2004 – 2007

·       Codirector del Partido Verde

Los resultados de sus últimas elecciones fueron:

·       Senado 2010-2014: 81749 votos

Comisión primera del Senado

Tipo: Titular del curul

Actualmente lo están investigando por no declararse impedido en la votación que dejo como electo al actual procurador general de la Nación, Alejandro Ordoñez, el 27 de noviembre del 2012.

Con esta investigación preliminar se busca determinar si el congresista incurrió en conflicto de intereses, para esta fecha tendría algún familia trabajando en el Ministerio Público o estaría  concurriendo una investigación por parte de la Procuraduría General.

Durante su cargo como Gobernador de Boyacá fue “sancionado por el Ministerio Público  por presuntas irregularidades en un contrato de suministro de dotaciones para el personal docente administrativo de las instituciones educativas de este departamento” como fue publicado por elespectador.com dicho contrato correspondían aproximadamente a 1.4000 millones de pesos, según lo expuesto en el fallo de primera instancia no publicaron el informe de evaluación a tiempo.

En el 2011 fue sancionado por dos meses convertibles en multa, a causa de unas irregularidades con un contrato de publicidad firmado con una compañía deportiva de ese departamento ocurridas en el 2006 en su condición de Gobernador.

Paralelamente Alberto Cely, ex secretario de Hacienda de este departamento para la misma fecha, fue destituido e inhabilitado por 10 años por lo que debió acudir a la licitación pública de dichos contrato. Tiempo después Alejandro Ordóñez, Procurador General, los absolvió, afirmando “En materia disciplinaria queda proscrita cualquier interpretación extensiva que corresponda al proceso de adecuación típica de la falta disciplinaria, que sea ajena a los parámetros normativos precisos en los cuales se soporte la remisión permitida por el Legislador”

Para el año 2010, en sus espaldas cargaba 123 procesos que se adelantaban en la Procuraduría General la Nación, de los cuales 5 casos fueron decididos y están en espera de cierre y 64 fueron archivados de los cuales 33 están en trámite de remisión por competencia a dependencias especializadas, seis en investigación disciplinaria, tres en apreciación de indagación preliminar, dos en trámite de asignación de nuevo funcionario para conocer el proceso y cinco en investigación preliminar.

Para el 2009 tenia acusaciones de ejercer influencia en la administración de Jose Rozo Millan, a su vez se dice que firmo un pacto de no agresión con los congresistas de este Departamento. Por lo que después decidió llamar a formar parte de la Administración regional a los Senadores: Jorge Hernando Pedraza, Ciro Ramírez (investigado para política),  Plinio Olano y Héctor Helí Rojas.

Published in Artículos

Palabras Sociales - www.palabrassociales.org

Bogotá - Colombia Cel: (57) 3105601719