Viernes, 03 Julio 2020

 

Por: Jairo Mayorga.

Fue tanta la indignación que sentí que prácticamente esta columna ira llena de sentimientos; un sentimiento patrio y lo orgulloso que me siento de haber nacido en esta patria. Todo comienza ese viernes 5 de diciembre con el deseo del descanso de un año fuerte, de logros y desaciertos como todos. Es cuando decido comprar mi tiquete con  destino a la ciudad de Panamá.

El vuelo con itinerario salida Bogotá - Panamá 10:40 am, llegada a Panamá a las 11:50 am,  estoy en el aeropuerto el Dorado a las 8:30 am, ya que hay que estar 3 horas antes, es hay cuando empieza algo que no me gusta y es la reseña de mi pasaporte y el de todos que tomamos el avión vv314 es marcado con un número, me dice una funcionaria de la aerolínea que es una base de datos que tiene que ser enviada a Panamá previamente. Me siento reseñado y después de muchos llamados por parte de la aerolínea para colocar el número o la reseña nos llaman a abordar, es hay cuando nos dan una tirita laminada con las siglas BOG en grande.

Después de un vuelo con alguna turbulencia pero normal aterrizamos en la ciudad de Panamá, en una pista que jamás había conocido, pues viajo una o dos veces por año a esta ciudad, después de mirar y tratarme de ubicar me doy cuenta que estaba en el aeropuerto militar de Howuart, descendimos del avión  en la mitad de la pista y nos guiaron  para entrar a un cuartico de 20 x 30 metros a más de 300 personas, sumándole el calor de este país  por ser tropical, más el sollosps de los niños que no aguantan el calor y señores enfermos de la tercera edad.

De escuchar chistes mal intencionados de funcionarios de migración, personal de policía de Panamá con camuflado y parados como si los que llegáramos fuéramos criminales y una fila de más de una hora sudados y molestos, veo como a mis compatriotas les hacen contar el dinero en la ventanilla de migración pues exigen 500 dólares en efectivo para ingresar.  Salgo del aeropuerto militar y me preguntó si eso es aquí que será de los emigrantes indocumentados y de los colombianos presos en Panamá. No sin antes preguntar donde esta la canciller Holguín que dice que todo esta bien con Panamá o la embajadora Ángela Benedetti que es la encargada de cuidar que nos traten bien.

“Es por esto que los presos colombianos de la Joya están en huelga, más de 300 ya tienen listo los requisitos para ser repatriados pues existe un convenio de más de 20 décadas donde dice que con el 50% de la condena cumplida en Panamá puede ser repatriados y cumplirla en Colombia”, esto dijo Andrés Quiseno. (Ver nota) Dichos compatriotas que se equivocaron pero están arrepentidos, solicitan presencia de la cancillería Colombiana dicen que hace más de 3 años que no los visitan y envían funcionarios, parece ser que el gobierno de su país se olvido de ellos. ¿Qué estará pasando en la cancillería o en el consulado? es mi pregunta amanecerá y veremos.

T. @JAIROMAYORGA

 

En vista de lo optimistas que estamos todos los colombianos en torno a este proceso de paz, me hice las siguientes preguntas: ¿Se desmovilizarán en su totalidad los frentes guerrilleros? ¿Qué harán después de dejar el negocio lucrativo del narcotráfico? ¿Cuántos empresarios estarán dispuestos a emplearlos?

La encuesta de Gallup contesta parte de estos cuestionamientos: Solamente el 40% de los empresarios estarían dispuestos a contratar a un exguerrillero. Entonces ¿cómo lograremos que ellos cambien de vida si no confiamos en ellos? Qué ironía. El 68% de estos empresarios consultados piensan que sus empresas venderían más y el 79% de ellos piensan que invertirían más si no existiera el conflicto, pero dónde esta el granito de arena de los dueños de las empresas, ¿por qué no emplear a un exguerrillero? Cierro los ojos y aplaudo lo que dice el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas: “Colombia aumentaría uno o dos puntos porcentuales del PIB si no hubiera conflicto”. En parte se contesta mi pregunta, pero ¿qué pondremos hacer a los guerrilleros que se desmovilicen y entreguen las armas? Posiblemente nada, pues los empresarios no están dispuestos a emplearlos.

Frente a las cifras de la guerra podríamos decir que el Gobierno se gasta cerca de 23 billones de pesos, es decir, 3,5% del PIB, o mejor, el 14% del presupuesto del país. El 6% de estos recursos se gasta en la lucha contra la guerrilla, en salarios al personal del Ejército se destinan 9,3 billones al año y entre $300 mil y $400 mil millones anuales corresponden a combustibles, según menciona Diana Quintero, viceministra de Defensa.

Es precisamente esto lo que más me preocupa, pues acabado el conflicto no podemos acabar de una con el Ejército, ya que no sabemos cuántos de estos hombres están dispuestos a seguir combatiendo como bandas emergentes, lo que se da por el negocio del narcotráfico. No podemos repetir lo de El Salvador: su Ejército se quedó sin fuerzas para combatir y hoy es su mayor dolor de cabeza,  me refiero al frente Farabundo Martí, que jamás se desmovilizó en el Acuerdo de Chapachultepec de enero de 1992

Según El Radar, firma consultora, al menos esta cifra tendría que mantenerse por una década, o sea, en plata blanca, 440 billones de pesos. El verdadero negocio de este cuento es la droga. ¿Será que los grupos guerrilleros estarán dispuestos  a dejar de percibir 1.500 millones de dólares al año, cifra que menciona Daniel  Mejía, director del Centro de Estudios de Seguridad y Drogas de la Universidad de los Andes?

No es por ser incrédulo, pero no creo que las FARC en su totalidad vayan a cambiar toda esa millonada por 480 mil pesos que se le dan mensualmente a los desmovilizados. Aún más grave, los empresarios no creen en el cambio de la estructura económica negociada con las FARC. Tan solo el 38% de estos empresarios están de acuerdo frente al 72% que no lo están. Así las cosas, ¿cómo incluirlos en la sociedad?

Pero lo más preocupante es saber que más de 200 mil personas hoy dependen del negocio lucrativo de las FARC, más 8 mil combatientes. Sumémosle dos o tres milicianos más por cada guerrillero. Hablamos de 24 mil guerrilleros y 120 mil familias que hoy viven de producir los cultivos ilícitos, datos mencionados por María Victoria Llorente, directora de Ideas para la Paz. ¿Qué los vamos a poner hacer?

Preocupante, ¿cierto? Las cifras de los que ya viven por cuenta de la desmovilización son de 32.000 millones de pesos anuales, súmenle 160 mil y 480 mil correspondiente a asistencia social y tecnológica, más 17 mil millones para apoyo de nuevos productos. Según el informe, se incrementaría 163 mil millones  de pesos si las Farc deciden desmovilizarse.

Estas son tan solo cifras y números, pero es a lo que nos enfrentamos como colombianos frente a la Paz. Yo estaría dispuesto a pagar más impuestos por lograr el fin del conflicto, pero es preocupante que no todos los bloques y frentes se quieran desmovilizar, el negocio de la droga no dejaría, pues es bien conocido que tienen negocios con alias Fernandinho, narco brasileño, y con el Cartel de Sinaloa en México, pero en mi próximo artículo lo hablaré bloque a bloque.

Qué paila que esto suceda en Colombia. Más de 40.000 hectáreas de tierras adjudicadas a este ingenio que en su eslogan dicen “endulzando a Colombia”. Qué buen dulce que nos dieron, esta violación flagrante y detestable a la ley, al Artículo 72 de la Ley 160 de 1994 que el Gobierno del presidente Santos quiso abolir en la pasada legislatura, pues querían pasar de agache esta ley porque deseaban que los campesinos pudieran vender sus tierras y convertirse en una especie de socios del ingenio o las multinacionales. ¿Esto no es AIS?

Esto es mucho más grave, estábamos hablando de suplantación de personas para lograr los títulos y luego vender, o muchos otros baldíos que, en vez de convertirse en parcelas productivas, se transformaron en fincas de recreo.

Por su parte, el ex ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, y la gerente del Incoder, Miriam Villegas, comenzaron procesos para revocar 900.000 hectáreas adjudicadas por direcciones anteriores de esa entidad por las denuncias del senador Robledo y el representante Arias.

Es tan grave lo que nos están endulzando que el ministro Estupiñán tuvo que parar todas las adjudicaciones del país.

Es tan grave esto que en los últimos 10 años han entregado 2.445.000 hectáreas de baldíos a 85.219 personas y la tercera parte de estas tierras están en entredicho. 12 casos en estudio es preocupante y no solo hablamos de Brigard y Urrutia, hablamos de los Santo Domingo, quienes se adueñan de los Llanos Orientales

“Según la Ley Agraria 160 de 1994, el baldío que entrega el Estado no puede ser superior a la llamada Unidad Agrícola Familiar (UAF), cuya área, que depende de la región y el tipo de suelo, debe ser suficiente para que una familia campesina viva dignamente."

En las zonas muy fértiles, las UAF son de pocas hectáreas y en otras, como en la Orinoquía, pueden ser de 1.500 hectáreas. El problema es que ha habido una legislación confusa sobre el asunto, así como mensajes contradictorios de los gobiernos de turno, lo que ha dado pie a que la ley haya sido objeto de diversas interpretaciones, unas más sólidas que otras.

Una de ellas, por ejemplo, es que según esa ley se excluye del derecho de recibir esta tierra a quien tenga un patrimonio neto superior a los 1.000 salarios mínimos, es decir 570 millones de pesos. Este tope tiene algo de absurdo. Si bien el espíritu era limitar la adjudicación de baldíos a campesinos, según la Dian, de los 47 millones de habitantes, solo 162.000 declararán un patrimonio superior a esa cifra.”.( http://www.semana.com/nacion/articulo/el-chicharron-baldios/346489-3)

Hoy me pregunto si con menos de lo que se coge un bus en nuestro país podemos crear empresa. Pues les digo que sí, estos crearon 27 SAS con 1000 pesos de capital, descarados.

Tratar de modificar la ley para poderlos vender es un buen plan. Desarrollo explicando lo de la ley. Prácticamente todos los colombianos podríamos tener una parcelita porque excluye la UAF a los grandes capitales. ¿Por qué no nos hacemos a una tierrita en el Vichada o en los Llanos Orientales con menos de lo se coge un bus sin subirnos por la puerta de atrás? Podemos ganarnos 1.000 millones de pesos en la venta. Así nos endulzamos la vida.

Pilas muchachos, nos están endulzando la vida. Ustedes y yo pagamos impuestos para que se queden con lo de nosotros o lo de nuestros campesinos.

Presidente, ¿estas son sus cifras de disminución de pobreza en el país y que hay más empleo? Claro, porque son esclavos en los ingenios.

Colonicemos bien la Orinoquía y no cometamos errores que ya cometimos en el pasado. En mi próximo artículo explicaré como colonizar la Orinoquía colombiana.

En vista a lo que ha pasado esta semana con el senador Roy Barreras y su pacto secreto con los cristianos del Valle, exactamente con el pastor Jhon Milton Rodríguez de la iglesia cristiana Misión Paz A Las Naciones, hoy miro con horror el oportunismo de este senador que va en busca de votos y luego se echa para atrás con los compromisos adquiridos. Es de caballeros respetar la palabra, eso es lo primero que me enseñaron en mi hogar, que el hombre es hombre por la palabra.

Además, ¿qué hay de malo en un acuerdo programático con las iglesias cristianas por defender sus derechos? ¿Es más grave esta alianza o la que firmaron con los paramilitares en Ralito o las Farc (política que apenas se está destapando en el país)?

No es malo, senador Roy ni senador Benedetti, que los cristianos busquen participación en la política nacional. También son colombianos, tienen todo el derecho a que se les escuche en el Congreso donde se hacen las leyes para todos, tanto para las comunidades LGBTI, los cristianos, los ateos y todos los colombianos. Es legitimo que se les escuche y puedan debatir sus posturas.

Es cierto, el senador Roy Barreras como presidente del Congreso debe dar el mismo trámite a todos los proyectos de ley que se tramitan allí, velar por su buen debate. Su voto es independiente y eso es lo que me preocupa, que por presiones lo cambie. Esta es la “democracia”. Entonces, si llega un proyecto de ley que no beneficie a un grupo financiero muy importante del país, usted cambia su voto por presiones de otra índole. Qué vergüenza el oportunismo.

Los cristianos son un grupo fuerte con presencia en el país por más de 100 años. Ustedes tienen derecho a estar en los debates del Congreso de la República. Son igual de importantes en nuestra nación como todos los colombianos. Además las cinco millones de personas que integran su fe tiene el derecho adquirido para que se les escuche, defienda sus intereses y argumentos. Seguro que hay personas preparadas para saltar al ruedo y defender su ideología.

Son buenos los acuerdos programáticos con las iglesias porque son personas honorables, íntegras, que trabajan por un país justo. Defiendan sus interés, pero con los suyos, no con oportunistas que solo los buscan en campaña. Colombia es pluricultural, un estado social de derecho donde caben todas las posiciones, pero no dejen que se les metan lagartos.

Comienzo esta breve reflexión recordando algo de lo que ya había dicho hace algunos meses cuando iniciamos este proceso de paz. “El sapo gordo que le tocó comerse al Gobierno”.

Hoy me pregunto a quién creerle, a un grupo de comandantes viejos listos a morir en una curul del Senado como Andrés Paris, Iván Márquez, Rodrigo Granda y demás. Dispuestos hablar de paz sin renunciar a los actos violentos sobre los cuales, cuando se les pregunta por acciones bélicas de las FARC en Colombia, responden que no tienen la menor idea.

En Colombia siguen en lo mismo. Más minas quiebra pata, pescas milagrosas, vacunas, voleteos, paro armado en el Chocó, secuestros, voladura de torres y acciones contra la infraestructura petrolera.

Creo que llegó la hora de que nos digan la verdad sobre si las FARC están divididas entre los que quieren la paz y otros que quieren seguir en la guerra. Con lo que voy a decir creo que me van tildar. Muchos criticamos el proceso de justicia y paz, se cometieron errores, pero hoy purgan sus condenas en los Estados Unidos los líderes del paramilitarismo. ¿Cómo es eso de que los integrantes de las FARC no quieren pagar ni un solo día de cárcel por todos los delitos cometidos? Quieren IMPUNIDAD.

Señor presidente, si quiere la reelección dele al país un proceso justo de paz. Dele más ánimo a las Fuerzas Militares. No es justo que volvamos a casi 10 años atrás. No repitamos caguanes. Es cierto, se quiere la paz pero a qué precio. Y si no es para reelegirse, busquemos la paz con justicia para todos.

Señores de las FARC, comandante Granda, si este proceso es confiable como usted lo dice en La Habana, ¿por qué seguir con las acciones bélicas en contra de la población civil? ¿No cree que eso desacredita este proceso?

Y a los partidos de izquierda, dejen el oportunismo de querer más curules en el Congreso, pues si las FARC se desmovilizan buscarán espacios políticos y es de ellos decidir y no de ustedes ofrecer. Gracias por quererlos ver en el Congreso, yo también prefiero verlos allá y no dando bala en el monte, pero dejen el oportunismo, no contaminen el proceso por favor.

Los colombianos exijamos que se nos diga la verdad. Sabemos que en ocasiones no se puede publicar todo, pero por lo menos den apartes de lo que está pasando. QUIERO LA PAZ DE MI PAIS, PERO NO A TODO PRECIO. VUELVO Y DIGO, LE ESTAN COGIENDO EL BRAZO AL GOBIERNO.

El Muro de Berlín también denominado por el mundo occidental como “el muro de la vergüenza” tras casi 28 años desde su levantamiento el Muro de Berlín había sido testigo silencioso y cruel de la Guerra Fría. Un telón de hormigón y alambres, con garitas de vigilancia armadas con ametralladoras que recorría el continente de norte a sur, separando a la Europa occidental de la comunista, el cual había cobrado la vida de innumerables ciudadanos del Este que intentaban pasar a Occidente, pero que este 9 de noviembre de 1989 todo esto llegaba a su fin. Era la estocada final a la Guerra fría, un proceso que había iniciado Gorbachov en la Unión Soviética con su perestroika y que se había propagado como un sueño de libertad por toda la Europa del Este. Alemania volvía a ser una , dividida por las diferencias entre comunistas y capitalistas influenciados por La Unión Soviética y Estados Unidos.


En 1945 llega el fin de la segunda guerra mundial, confrontación bélica que dejo sumida a Europa en el hambre, las enfermedades, sus ciudades y campos destruidos. Las potencias triunfadoras “los Aliados” Estados Unidos, La entonces Unión Soviética, Gran Bretaña y Francia, no lograban encontrar un punto de equilibrio entre sus políticas, tensiones que obligaron a estas potencias a conformar dos bloques ideológicos antagónicos que llevaron al inicio de la “Guerra fría”, el proyecto de los aliados era de tomar el control de Alemania con el fin de evitar de nuevo el surgimiento de un régimen fascista. La Unión Soviética buscaba la recuperación de la sociedad y la economía Alemana de acuerdo a sus principios comunistas, mientras que Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia unieron esfuerzos para buscar una salida a la crisis y la reconstrucción de Alemania.


Los Estados Unidos y la Unión Soviética plasmaron sus diferencias ideológicas con la división de Alemania hasta convertirla; por una parte el Oeste en la Republica Federal Alemana (RFA) se integraba al sistema capitalista, bajo la tutela de las naciones vencedoras Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña, al ingresar a La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) , por otra parte el Este denominada la Republica Democrática Alemana (RDA) lo hacía al bloque socialista, bajo el dominio de la Unión Soviética al firmar el Pacto de Varsovia en 1956. 
En la Alemania Oriental (RDA), tras la muerte de de Wilheim Pieck, presidente desde 1960, el gobierno del Consejo de Estado se basó en el modo soviético. Se colectivizaron las tierras, desaparecieron las medianas y pequeñas empresas y se levantó un Estado totalitario.

La situación económica no era nada prometedora. Gran parte de la población decidió abandonar el país por Berlín occidental, para detener el éxodo de la (RDA), a medida que fue pasando el tiempo el control de los emigrantes se fue haciendo cada vez más difícil, lo que llevó a la administración de la RDA a ejecutar un plan de construcción de un muro que dividiría a Berlín capital de Alemania del régimen capitalista del no capitalista, este proyecto fue manejado como secreto de estado por parte de la administración, trabajos que se llevaron a cabo por los soldados del Ejército Nacional Popular y miembros de la policía fronteriza Alemana, la Volkspolizei construyeron el muro entero en la noche del 12 al 13 de Agosto de1961 bajo el mando de Erich Honecker ex secretario del comité central quien fue el responsable de la planificación y construcción del muro que se convertiría en el símbolo más consistente de la Guerra Fría. El gobierno de la RDA justificó la construcción del muro como una defensa antifascista que desde el 1 de junio de 1962 se instauró la prohibición para el ingreso a la RDA.


Inicialmente existía un solo paso para los alemanes del Este en la Friedrichstrasse; las potencias Oeste poseían dos puntos de control: en Helmstedt, en límites entre Alemania Oriental y la parte principal de Alemania Federal y Dreilinden, en la frontera de Berlín Oriental.
Mientras el muro existió se contabilizaron unas 5.000 fugas a Berlín Occidental; 192 personas murieron al intentar cruzarlo y 200 más resultaron heridas. De los intentos satisfactorios de fuga se cuentan 57 personas, quienes escaparon a través de un túnel de 145 metros de largo. El intento de fuga más recordado fue protagonizado por Peter Fechter y Helmut Kulbeik quien consiguió llegar al otro lado mientras su compañero murió desangrado por el tiroteo mientras los medios occidentales observaban el episodio trágico.

fuente fotografia. portal que.es 

"La paz no significa el silencio de los fusiles", que rectificó después cuando dijo que "la paz no es la simple desmovilización". Empiezo mi artículo con esta frase preocupante del comandante Iván Marques en Oslo ¿será que si tienen un compromiso con la paz?.

Pues se despacho en mas 33 minutos hablando en contra de las multinacionales, en contra de los empresarios nacionales, en contra de la desigualdad social en Colombia; que si la hay. No  podemos tapar el sol con un dedo. Pero están dispuestos verdaderamente a buscar una mejor sociedad desde la legalidad.

Con un discurso pasado de moda de más de 20 años de antigüedad donde ya el mundo cambio ya la cortina de hierro caño. Ya cambiamos un mundo bipolar por uno multipolar; Ya no existe el comunismo radical o el capitalismo radical ya se puede negociar. El mundo cambio señor Márquez.

En ningún aparte de su discurso habla de lo que se viene para los diálogos de Paz, no reconoce ninguna de sus responsabilidades como grupo insurgente de desapariciones forzadas, desplazamientos forzados, violaciones contra la población civil; y sobre todo contra la violaciones del Derecho Internacional humanitario en más de medio siglo de historia Republicana de nuestro País.

Es preocupante a mi forma de ver el afán que tiene el Gobierno nacional para firmar la Paz. Claro, es un clamor nacional y por esto están mostrándolo el hambre por así decirlo. Este grupo puede utilizarlo a su favor y perder esta gran oportunidad de la búsqueda de nuestra anhelada Paz.
Creo que el Gobierno debería ser mas enfático en sus ideas y no permitir que esto se les salga de las manos como procesos anteriores que por la ingenuidad de Gobernantes perdieron la oportunidad de firmar la Paz 

Por querer firmar la Paz las FARC LES COJE LA MANO Y HASTA EL BRAZO.
Quiero la paz como todos pero no quiero que me vuelvan a ver la cara de tonto que tiene la esperanza de ver mi país sin un solo muerto más por este conflicto estúpido que nadie entiende.

El día de hoy en dialogo con el vocero nacional de la MANE Álvaro forero, nos comentó que la Mesa Amplia Nacional Estudiantil continua su trabajo por educación igualitaria y gratuita en el país. Ellos sostuvieron una reunión con varios sectores políticos del país entre ellos se encontraba la Ministra de Educación María Fernanda Campo, El Presidente del Congreso Senador Roy Barreras, el Rector de la Universidad Nacional Ignacio Mantilla y el Rector de la Universidad de Antioquia Néstor Hincapié. Entre otros.

En  un dialogo constante en la búsqueda de una solución para la educación superior en nuestro país. Nos hicieron llegar la exposición de motivos de un proyecto de ley que se viene discutiendo en los escenarios educativos para hacer de esta propuesta una ley igualitaria que beneficie a todos los sectores. Aquí esta el link donde pueden entrar y leer la exposición de motivos http://manecolombia.blogspot.com/2012/09/version-final-de-la-exposicion-de.html  y su declaración política a la opinión nacional lhttp://manecolombia.blogspot.com/2012/09/declaracion-politica-v-plenario-mane_20.html. Agradecemos a su vocero Álvaro Forero por mantenernos informados de lo que está haciendo La MANE.

Podemos decir que la guerra al estado de Colombia le cuesta cerca de 23.8 billones de pesos. Esta cifra es 7 veces mayor a lo que el gobierno nacional invertirá en las cien mil viviendas gratis.  3 millones ochocientos mil trecientos nueve desplazados según la ACNUR (agencia de la ONU para refugiados) desde 1997 hasta diciembre de 2011. Las acciones bélicas del ministerio de defensa en el 2012 van en mil ciento quince en 69 frentes según la corporación nuevo arcoíris.

Según el Gobierno Nacional son 10 mil 500 guerrilleros, 8 mil 500 de las FARC y 2 mil del ELN; 18 mil menores han sido reclutados por los grupos armados ilegales en los últimos años. 993 muertos entre civiles, guerrilleros y fuerza pública, esto constituye el 6% de los homicidios en el país en acciones de guerra. 182 secuestrados en el país por todos los grupos ilegales y delincuencia común; 2 mil 399 capturados por la fuerza pública. 2 mil 136 FARC y 263 del ELN. 431 mil 900 personas conforman la fuerza pública y si vamos a la acciones contra las petroleras el valor en costos acciona en 145 mil millones de pesos.                                                     .

Aunque en nuestro país han descendido las acciones bélicas propiamente dichas. Aumento la violación al Derecho Internacional Humanitario (DIH). Es por esto que es necesario un proceso de paz en nuestro país. Con todo esos recursos que destinamos para la guerra podríamos crear universidades, casas, hospitales donde se atienda  a la población menos favorecida mejorando el sistema de salud colombiano. Invertir 23.8 billones de pesos en causas sociales.

Es por ello y más, que yo le apuesto a la Paz. Si bien se han cometido errores con anteriores procesos debemos aprende de ellos. Colombianos todos pagamos impuestos, le apostamos a la paz o seguimos invirtiendo en la guerra. Yo quiero que con estos recursos se apoyen políticas sociales y no terminen en fusiles y en muertes de más colombianos. Es por esto que es más fácil la paz que la guerra, pues esta última cuesta mucho dinero y vidas humanas.

Ahora que se inicia un nuevo proceso de paz con la guerrilla de las FARC, es bueno hacer un breve recorrido sobre los conflictos armados internacionales. Por ello iniciare con el conflicto en Rwamda pasando por Yugoslavia y finalmente al colombiano.

 

Página 1 de 2

Palabras Sociales - www.palabrassociales.org

Bogotá - Colombia Cel: (57) 3105601719